Vanessa Abarientos

Vivir con incertidumbre

El Covid-19 tiene en jaque a todo el mundo. Llegó para desestabilizarnos y todos, ricos y pobres, somos víctimas. La primera vez que escuchamos hablar de este virus los casos sólo ocurrían en China. Estaba lejos, es cosa de ellos, pobrecitos.

No nos imaginábamos que llegaría a nuestro país, a todos los países del mundo, y nos encerraría en nuestras casas. Cuando llegó a España comencé a tener miedo. Los infectados se multiplicaban cada día y los muertos también.

Hoy en día esos datos han descendido, aunque el virus sigue aquí y seguimos sin ser libres, sin saber que pasará. Los políticos hablan de fases y estas fases nos vuelven locos a todos. No sabemos qué podemos hacer y qué no, cuándo podremos trabajar o qué comunidades no pueden, quiénes se pueden mover y quiénes no.

Vivir así, sin poder planificar nada, es surrealista. Estamos viviendo como en un vacío. Estamos a las puertas del verano y tampoco sabemos si vamos a poder disfrutar de él, de nuestro maravilloso verano, donde muchos nos recargamos de energía. Va a ser un año muy difícil económicamente y psicológicamente, y vamos a tener que hacer un esfuerzo muy grande para que las consecuencias de este virus no puedan con nosotros. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios