Enrique Stuyck

No bajar la guardia ante el virus

Las noticias que llegan desde todos los rincones son muy poco alentadoras y todo indica que nos encontramos prácticamente en el tan temido rebrote que se viene anunciando reiteradamente y que no se va a poder evitar a pesar de las severas restricciones que se están aplicando en casi todas las regiones.

Es una realidad que tenemos que asumir y actuar en consecuencia, y esa consecuencia no es otra que seguir a rajatabla los recomendaciones de las autoridades sanitarias. El comportamiento y la actitud de la sociedad española están siendo ejemplares, salvo sonoras excepciones, y no se le puede pedir más sacrificios.

Una gran mayoría de personas usan la mascarilla, guardan la distancia adecuada y respetan las normas sanitarias, pero parece que no es suficiente para evitar los rebrotes, que generalmente proceden de reuniones multitudinarias o de visitantes extranjeros.

Creo que a nivel individual no se nos pueda pedir más, como no sea el confinamiento voluntario, como medida preventiva y extraordinaria, que seguramente muchos ciudadanos nos lo impondríamos si supiéramos que con ello se podría frenar la expansión de un virus que sigue entre nosotros y del que sólo nos podremos defender eficazmente con la tan esperada vacuna, que cada vez está más cerca.

Hay que ser moderadamente optimistas, pero no bajar la guardia hasta que se compruebe que podemos combatir la enfermedad con el tratamiento adecuado. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios