.Cristóbal Corredor

Al consejero de Salud y Familias

Sr. Jesús Aguirre, he sabido que el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha dado luz verde para sacar a concurso 4.374 plazas para centros sanitarios (médicos de Atención Primaria, enfermeros, auxiliares de enfermería, etcétera). Circunstancia hecha pública a bombo y platillo a través de los medios de comunicación y, aunque creo que se trata de una apuesta valiente y decidida, hay otra parte no menos importante de la que también me gustaría que informasen a la opinión pública, y es por qué después de más de dos años de habernos presentado y superado una oposición en el Servicio Andaluz de Salud aún no nos hayamos incorporado a la nueva plaza, teniendo en cuenta que muchísimas de las personas que aprobaron están esperando acceder al mercado laboral y se encuentran actualmente en el paro.

¡Pero, claro está, esto no vende y se desconoce! En cambio, desde el SAS argumentan que la suspensión de las citadas incorporaciones se debe a razones epidemiológicas sugeridas por un comité de expertos (seguramente dirán que ahora no es el momento, aunque antes tampoco lo fue). Permítame un consejo, dejen a la pandemia tranquila, que ya bastante estamos pasando, y no quiera engañarnos excusándose en ella, que no lo va a conseguir, y usted lo sabe perfectamente (no estrujen más la naranja que ya no le queda jugo).

Algunos nos examinamos en el mes de noviembre de 2018, hace más de dos años, que se dice pronto. Entonces no había ni pandemia ni tampoco comité de expertos. En 2019, ídem de lo mismo e igualmente a principios de 2020. ¿Qué hicieron en todo este tiempo? Nada. Mire usted, no fueron previsores porque no les interesó, tampoco destinaron los recursos suficientes para haber acelerado el proceso. Les ha faltado organización y una buena gestión, en definitiva su trabajo ha sido mediocre e ineficaz.

Sr. Aguirre, al igual que defiende una gestión eficiente de las listas de espera en la sanidad andaluza respecto a otras comunidades autónomas, a pesar de la pandemia (se están operando hernias, lesiones traumatológicas, cataratas, etcétera), también ha creado una nueva lista de espera que afecta a miles de personas y categorías profesionales que anhelamos incorporarnos al puesto de trabajo conseguido en su momento por concurso-oposición (algunas, como es el caso de Administrativo, con más de dos años de espera)

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios