Juan Gaspar García

Aquellos cuatro jóvenes

Cuando empecé a conocer a cuatro jóvenes a través de la prensa, radio y televisión, se me llenó el cuerpo de alegría al ver una generación preparada y limpia que llegaba a la política cada uno con sus ideales sin deberle nada a nadie, que estarían preparados para el diálogo y resolver los asuntos con honestidad, actuando siempre con lealtad en beneficio del país.

Pero la ilusión me duró poco. Después de repetirse las elecciones generales, me quitaron la alegría cambiándola por la tristeza cuando descubrí que no eran capaces de dialogar para llegar a acuerdos razonables. Estos personajillos creyeron que sus ideas eran las verdaderas despreciando las ideas de los demás, perdiendo el sentido común y sin respetar el tesoro más preciado de la humanidad, la democracia. Pienso que todos sabemos de los personajillos de los que hablo. De hecho, hace tiempo que afortunadamente uno ya no está y otro se ha ido a lo suyo, a dar mítines. Se lo han puesto en bandeja al bipartidismo, al Partido Socialista Obrero Español y al Partido Popular.

Como ciudadano de este país, espero y deseo que don Pedro Sánchez y don Pablo Casado hayan aprendido de sus errores y se pongan a trabajar codo con codo, solucionando los asuntos atrasados, que son muchos, y los actuales para ponerlos al día. No dejéis pasar esta oportunidad histórica y nunca olvidéis que cobráis un salario muy digno del esfuerzo y de las muchas horas de trabajo que echamos los ciudadanos de este país; los mismos que les dimos nuestra confianza para que nos gobernaran. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios