Enrique Stuyck

Un ‘sí’ sin paliativos a la vacuna

Hace sólo unos meses veíamos la llegada de la vacuna contra el coronavirus como algo muy lejano porque todas las informaciones indicaban que tendrían que pasar varios años hasta que dispusiéramos de tratamientos eficaces e inocuos. Sin embargo, hoy día ya se está vacunando contra la pandemias en Estados Unidos y en Europa, incluida España.

¿Quiere esto decir que no hemos sido informados correctamente? No exactamente. Lo que ha ocurrido es el resultado de un extraordinario esfuerzo económico y científico que ha dado como resultado el hecho de que varios laboratorios hayan acortado los plazos, pero no así los test y los ensayos precisos, y que las autoridades sanitarias hayan aprobado, con todas la garantías, la vacunas de varios laboratorios, con una eficacia en torno a un 95% y un porcentaje mínimo de efectos secundarios.

Ante esta situación, dado que la vacuna no va a ser obligatoria, hay que tomar postura y decidir si queremos o no ser vacunados. Sé que todavía hay muchas dudas y reticencias sobre los efectos secundarios que puedan tener, pero de lo que no hay ninguna duda es de que son infinitamente más importantes sus ventajas, no sólo por el hecho de que nos inmunice individualmente, sino por los efectos indirectos que va a tener sobre la colectividad. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios