Carmen Becerra

La realidad social de Sevilla

Tuve la suerte de poder ir con mi familia a ver la película documental que se estrenó en diciembre en el Teatro Lope de Vega de Sevilla, Jesucristo vive, donde Francisco Campos Barba, director de la misma, recoge parte de la vida y andadura humana de un santo en la tierra, un santo llamado Jorge Morillo. Su jefe, Jesucristo; su bandera, la de la Misericordia. Esta película refleja los más de 30 años de dedicación que su protagonista, educador social (como a Jorge le gusta que le llamen), ha dedicado en los barrios menos favorecidos de nuestra Sevilla: El Vacie, las Tres Mil Viviendas, Torreblanca... Donde la Policía y los Bomberos, como ellos mismos nos cuentan, apenas entran. Pero allí estaba él todas las semana, con su superfurgoneta verde, que ya hoy casi se cae a cachos, cargada de balones y de regalos. Educando a través del fútbol a niños de la calle, impulsado por el amor que siente y le trasmite su jefe. En los 80 minutos que dura pude ir desenmarañando y reflexionando varias lecturas.

Todo depende de los ojos con que lo mire: unos ojos ciegos, unos ojos de niños, unos ojos políticos, unos ojos cinefilos, unos ojos religiosos o agnósticos … Cada una de esas miradas me trasmite algo y me hace pensar en lo mucho que me queda por aprender, dar y enseñar a mis hijos. No sería humana si esto no me hubiese calado y tocado la fibra más sensible, una misericordia y caridad humana, casi carente a día de hoy en la sociedad en la que vivo. ¿Y si mañana fuésemos yo y mis hijos los que estuviésemos en esa situación de miseria o desamparo? Votamos a nuestros políticos para que nos representen, nos defiendan, pero ellos ¿preservan realmente nuestra dignidad y nuestros derechos fundamentales? ¿Dónde están las administraciones públicas de las que Jorge apenas ha recibido ayuda estos años? ¿o es que hay sevillanos de 1ª o 3ª clase? Eso sí, para posar en un photocall en campaña todos están ahí, apoyando, para poder salir en portada.

Luego, el alzheimer social lesentra a casi todos. Esta película refleja una realidad social protagonizada y vivida por sevillanos en Sevilla y en ella se pone de manifiesto no sólo la encomiable labor de este educador social, sino la realidad que vivimos los sevillanos desde hace años. Entonces, me pregunto: ¿dónde están el Ayuntamiento de Sevilla o la Junta de Andalucía respaldando y dando visibilidad a esta película? 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios