La Rinconada

La Junta recibe 22 ofertas para ejecutar el viaducto del Pago de Enmedio

  • Fomento revela que se han tenido que pagar 500.000 euros a la anterior adjudicataria por la decisión de resolver el contrato

Una imagen del Acceso Norte a Sevilla, del que este viaducto constituye una nueva fase. Una imagen del Acceso Norte a Sevilla, del que este viaducto constituye una nueva fase.

Una imagen del Acceso Norte a Sevilla, del que este viaducto constituye una nueva fase. / D. S.

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha recibido 22 ofertas –tres empresas y 19 Uniones Temporales de Empresas– para las obras de la fase dos del vial metropolitano de Acceso Norte a Sevilla, cuyo principal hito es la construcción de un viaducto sobre los terrenos de Pago de Enmedio, la zona de expansión residencial entre los núcleos de La Rinconada y San José.

El proyecto, que está en licitación con un presupuesto base de 23,4 millones, tiene un plazo de ejecución previsto de 24 meses dividido en tres anualidades (2019, 2020 y 2021), según ha recordado la Junta.

De hecho, el proyecto de presupuestos de la Junta ya tiene reservado un millón de euros para la adjudicación e inicio de la obra en este 2019, con idea de que el ritmo inversor crezca en 2020 y 2021, con 11,8 y 10,5 millones, respectivamente.

El tramo, que está cofinanciado con fondos Feder, tiene una longitud de 854 metros. Contempla un viaducto de 590 metros sobre los suelos de Pago de Enmedio, un terraplén intermedio y un segundo viaducto de 178 metros de longitud para salvar la glorieta del enlace norte con la vía autonómica que une La Rinconada con la estación de San José (A-8001). El nuevo viaducto resolverá los problemas de accesibilidad de estos núcleos con la capital.

El viaducto ya se había adjudicado en 2010, hace casi una década por 26,2 millones a una UTE pero el anterior Gobierno no llegó a formalizar el inicio de las obras e incluso se quedó fuera del marco de los Feder para el periodo 2007-2013.

Seguidamente, se optó, bajo el argumento de la falta de disponibilidad presupuestaria, por reformular el proyecto del viaducto por otro más económico, que se sacó en 2018, ocho años después, y resolver el anterior contrato, que se fiscalizó el pasado enero con un pago añadido a la adjudicataria de cerca de 500.000 euros, según ha revelado el nuevo Gobierno de la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios