Provincia

El alcalde de El Palmar cree que el nuevo 'papa' puede ser más aperturista

  • Un suizo de mediana edad, Joseph Odermatt, es el nuevo regidor del Palmar tras la marcha por amor de Gregorio XVIII

Comentarios 1

 "Me da la impresión de que el nuevo papa puede abrir un poco más las puertas de aquello". Juan Carlos González, alcalde de El Palmar de Troya, de actualidad nacional en los últimos días tras la marcha por sorpresa del papa Gregorio XVIII, asegura que el padre Eliseo, un suizo de mediana edad cuyo nombre es Joseph Odermatt, es una persona cordial y amable. "A Eliseo lo recuerdo yo de siempre. Lleva mucho tiempo en la iglesia, desde Clemente. Habla un andaluz perfecto". Así lo describe el regidor por las veces que lo ha visto en el Ayuntamiento haciendo una gestión. La espantada de Gregorio XVIII y el nombramiento de su sucesor la ha conocido por la prensa, ya que no tienen ningún contacto con la iglesia palmariana. 

El alcalde de esta localidad vecina de Utrera tiene la sensación de que con el nuevo papa podría llegar el aperturismo a la secta palmariana, que rinde culto a personajes como Franco o  Hitler, y en la que rige el más absoluto hermetismo. Actualmente son alrededor de 40 miembros, entre hombres y mujeres, los que viven en la iglesia.

La marcha de Ginés Jesús Hernández, autoproclamado papa Gregorio XVIII, fue avanzada por Utrera Digital. La cabeza visible de la Orden de los Carmelitas de la Santa Faz, habría perdido la fe, aunque la realidad es que ha colgado los hábitos por amor: se ha mudado a Monachil (Granada) a vivir con una mujer. Pero a rey muerto, rey puesto. Apenas un día tardó la iglesia palmariana en elegir al padre Eliseo, según relata la publicación utrerana, nuevo papa, con el nombre de Pedro III.   

La iglesia palmariana fue establecida en 1975 por Clemente Domínguez, corredor de seguros de Sevilla que declaró haber visto a la Virgen María en las inmediaciones de  la pedanía utrerana del Palmar de Troya. La orden fue fundada por laicos, pero apoyada por un grupo de sacerdotes católicos. En 1978, Clemente aseguró haber sido coronado papa místicamente por el propio Jesucristo en una visión y que él era el único y legítimo sucesor de  Pablo VI, haciéndose llamar desde ese momento Gregorio XVII. Nombró a sus propios cardenales y excomulgó a Juan Pablo II por usurpador, apóstata, traidor antipapa y precursor del anticristo. Tras la muerte de Clemente en 2005, mismo año del fallecimiento de Juan Pablo II, subió al trono de  El Palmar  de  Troya  Manuel Alonso Corral, su mano derecha, quien se autoproclamó Pedro II, pontífice que según las profecías de San Malaquías, sería el último del cristianismo. A éste le sucedió Ginés Jesús Hernández, conocido como padre Sergio María, el ahora dimitido Gregorio XVIII.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios