salud

La falta de médicos descompone la atención de la Salud Mental en el área de Osuna

El acceso principal al Hospital La Merced de Osuna.

El acceso principal al Hospital La Merced de Osuna. / D. S.

"El panorama es tan grave que de una plantilla prevista de 12 psiquiatras, sólo somos cuatro los que estamos en activo, pero podría ir a peor en los próximos días". Este es el testimonio de un profesional de la unidad de salud mental comunitaria del Área de Gestión Sanitaria de Osuna, quien asegura que la situación actual era previsible. "Llevamos un año notificando los problemas que estábamos teniendo en la unidad para garantizar la atención por falta de personal por bajas y vacantes, pero la negativa a la realidad de la dirección del centro y las instituciones ha hecho que algunos compañeros hayan ido cayendo enfermos por las condiciones de trabajo insostenibles de las últimas semanas", añade Rafael Lara, psiquiatra infanto juvenil, que denuncia demoras superiores a los tres meses en las citas derivadas desde Pediatría de Atención Primaria y también en las revisiones por la situación crítica que atraviesa el servicio en el área.

La falta de profesionales por diversos motivos y un problema de gestión por parte de las autoridades sanitarias están desmantelando la atención de la Salud Mental en el área sanitaria de Osuna tanto a nivel comunitario como en el hospital comarcal de La Merced, según han denunciado sindicatos y profesionales en los últimos días. La mayor consecuencia, el cierre por parte del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de la planta de hospitalización desde el pasado jueves 30 de diciembre en el principal centro sanitario de la Sierra Sur de Sevilla y el traslado de los once pacientes que atendía a los hospitales Virgen del Rocío, Virgen Macarena y Valme. "Es la única solución que cabía llegados a este punto", manifiesta el psiquiatra Rafael Lara y añade: "Es la consecuencia de no haber sido capaces de ver la envergadura del problema de salud mental que tenía el área y no escuchar las distintas llamadas de atención que les hemos hecho llegar durante el último año. Las medidas que han aplicado llegan tarde cuando no cabía ya la posibilidad de mantener una atención sanitaria con garantías de calidad", insiste. 

El reciente cierre es la solución del SAS a una situación muy complicada en la unidad tras darse de baja otro Facultativo Especialista de Área (FEA) de Psiquiatría, el tercero en el último mes, y quedarse sin médicos suficientes para mantener las guardias y la asistencia a los pacientes agudos en dicho servicio. Según el Sindicato Médico de Sevilla (SMS), la situación es tan extrema que esta tarea de trasladar los pacientes habría recaído incluso en un único facultativo ante la escasez de personal.

Las mismas fuentes indican que el cierre de esta planta de hospitalización supone, a nivel laboral, el traslado del resto de los facultativos de psiquiatría en activo del servicio a las consultas de Salud Mental de Atención Comunitaria de Atención Primaria, quedando suspendida la actividad de jornada complementaria en el hospital, según alertan desde el SMS, que asegura que también se les habría comunicado a los profesionales la anulación temporal de las reducciones de jornada de las que venían disfrutando. "No sabemos si esto motivará más renuncias que, por supuesto, harían empeorar el problema", añade el sindicato.

Un extremo del que también avisa el personal consultado por este periódico. "Hemos planteado a la dirección médica las medidas y formas de trabajar que consideramos los cuatro profesionales que seguimos en activo que se deberían de llevar a cabo para intentar sacar esto a flote como podamos y me temo que si siguen rígidos y no nos escuchan una de las especialistas va a presentar su dimisión a contrato y otra va a pedir una excedencia, por lo que podemos quedarnos sólo dos facultativos", recalca el doctor Lara. 

En el centro hospitalario está previsto que tan sólo se realice actividad de Hospital de Día y se ha planteado que por las tardes haya un FEA de Psiquiatría en el hospital de 13:00 a 20:00 "para básicamente todo: apoyo a hospital de día, interconsultas de otras especialidades, valoración de urgencias y pasar consulta", aseguran fuentes del Sindicato Médico y corroboran los propios profesionales que manifiestan encontrarse en estos momentos en negociaciones "para intentar lograr que un facultativo asuma urgencias de 8 de la mañana a 3 de la tarde y otro de 15:00 a 20:00 horas en el hospital para que al menos haya 12 horas de atención a urgencias".

Por su parte, a nivel de pacientes, el cierre de la planta de hospitalización en Osuna repercute, según el doctor Lara, en "una preocupante merma en la atención". "El perfil de paciente que requiere una hospitalización en Salud Mental necesita una intervención rápida y cercana a su entorno familiar, que se completa con un trabajo a nivel comunitario, con servicios sociales, asociaciones o escuelas de trabajo que, en la situación que estamos ahora, no se puede llevar a cabo. Tener que desplazar a un enfermo mental en una situación aguda a 100 kilómetros de su casa dificulta todo el trabajo que se pueda hacer en su casa y en su red de apoyo habitual y eso probablemente afecte también a su propia evolución", lamenta el facultativo. 

Una circunstancia que también se ha criticado estos días desde el Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Sevilla que avisa de que esta "insostenible situación" va "en detrimento de la salud mental de la ciudadanía y en perjuicio de la sanidad pública y de calidad". De hecho, el sindicato denunció hace varias semanas la situación en el Comité de Seguridad y Salud de esta área, advirtiendo de la "problemática y de la necesidad de aumentar el personal para hacer frente a la sobrecarga de trabajo", así como los "riesgos laborales" a los que se enfrentan los profesionales "sin que mediara solución alguna", tal y como señala la portavoz Juana Luza. "Esta gerencia no ha mediado ni ha procurado en ningún momento velar ni por el servicio y sus usuarios ni, por supuesto, por sus profesionales, a quienes se les ha privado de un derecho como son los permisos de los que se disfrutan en unas fechas tan señaladas", añade.

Desde el Servicio Andaluz de Salud, por su parte, se envía "un mensaje de tranquilidad" a la ciudadanía y se "garantiza" la asistencia a través de un plan de contingencia en el que, aseguran, "se lleva varios meses trabajando".

En un comunicado, el SAS apunta a una "concatenación de incidencias como incapacidades temporales o reducciones de jornada de la plantilla estructural de la unidad" como el desencadenante de la situación actual de falta de efectivos y recalca la "búsqueda incesante de especialistas" en Psiquiatría que se estaría realizando a través de la bolsa única de empleo del SAS desde el pasado junio, sin que hasta el momento se hayan podido hacer contrataciones "debido a que no existe disponibilidad de profesionales de esta especialidad". Es por ello que el Área de Gestión Sanitaria de Osuna aprovecha la situación para hacer un llamamiento a profesionales de Psiquiatría para tratar de paliar esta situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios