Movilidad

Tres nuevos municipios estudian sumarse al Consorcio de Transportes

  • Se trata de Castilblanco, Arahal y El Garrobo

  • Los nuevos estatutos permiten incorporar a ayuntamientos de fuera del área metropolitana, pero se necesitan informes de viabilidad

Un autobús del Consorcio Metropolitano de Transportes procedente del Aljarafe. Un autobús del Consorcio Metropolitano de Transportes procedente del Aljarafe.

Un autobús del Consorcio Metropolitano de Transportes procedente del Aljarafe. / José Ángel García

Comentarios 1

Tres municipios sevillanos, que no se consideran dentro del área de influencia más directa de la capital, han solicitado información con la intención de incorporarse al Consorcio de Transportes del Área de Sevilla, tras haber aprobado iniciativas en ese sentido en sus plenos.

Evolución de viajeros en autobuses metropolitanos Evolución de viajeros en autobuses metropolitanos

Evolución de viajeros en autobuses metropolitanos / Dpto. de Infografía

Según han confirmado fuentes de la Junta, que preside el ente, se trata de Castilblanco de los Arroyos (4.800 vecinos), Arahal (19.500) y El Garrobo (uno de los municipios más pequeños de la provincia, al no llegar a los 800 empadronados).

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha traslado que está “abierta” a analizar esas solicitudes, si bien la integración no es fácil.

De hecho y tal y como estaban los estatutos hasta ahora, sólo se permitía que formaran parte del mismo municipios del área metropolitana. De los 46 que se consideran dentro, sólo optó por quedar fuera el Ayuntamiento de Utrera, que se mantiene.

No obstante, esos estatutos se han modificado recientemente para el Consorcio de Transportes de Sevilla y los otros ocho que existen en Andalucía, con el objetivo de adaptarlos a las leyes de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local y del Sector Público. Entre otras cosas, ello ha supuesto la eliminación de la limitación a municipios metropolitanos.

En cualquier caso, la decisión de admitir a nuevos ayuntamientos no es automática. Se exige la elaboración de un estudio técnico y económico-financiero de la repercusión que supondría ese cambio que, como ventajas más claras para los usuarios, tendría el uso las tarjetas de transporte del Consorcio y de los transbordos que éstas ofrecen para Metro o los autobuses de Tussam. Para los ayuntamientos, supone  contar con otro interlocutor ante problemas de transporte público.

El resultado de ese informe debe ser validado tanto por la Junta de Andalucía como por los respectivos ayuntamientos, por sus servicios técnicos y sus plenos.

Tal y como han quedado tras la adaptación de los estatutos, la participación en estos consorcios se reparte entre la Junta (con un 51%); la Diputación (con el 4%) y los ayuntamientos, que se distribuyen el 45%, según el número de viajeros y los servicios con los que cuenta cada cual.

La puesta en marcha de este Consorcio de Transportes del Área de Sevilla fue uno de los primeros hitos que se lograron en la coordinación de servicios en el área metropolitana. En el año 2020 se cumplen sus primeros 20 años de trayectoria.

Los viajeros en los autobuses vuelven a aumentar

En la última década, el mayor pico de viajeros en los autobuses metropolitanos se produjo en el año 2009, cuando se superaron los 11,2 millones de viajes. Después de eso ha habido altibajos, con dos descensos significativos. Uno entre ese año y 2010, que fue el primero completo con el Metro de Sevilla funcionando y que asumió a parte de los viajeros en autobús.

También hubo una bajada en 2012, cuando se tuvo que ejecutar un plan de ajuste con la reducción de algunas de las mejoras de servicios que se habían implantado y que fue de un 25%. Ello, unido la crisis y al descenso de la actividad en general, hizo que entre 2014 y 2016 no se llegara a los 10 millones de viajes.

Pero los dos últimos ejercicios han sido positivos en número de viajeros en los autobuses. Se superaron los diez millones en 2017 y los 10,2 el año pasado. Si se tienen en cuenta también los del Metro, el número de viajes en transporte público metropolitano ha crecido en casi 10 millones de viajes al año, según destacan desde la Consejería de Fomento. 

En el primer semestre de 2019 la demanda de viajeros en los autobuses metropolitanos ha sido ya superior en un 6,1% a los del mismo periodo del año pasado. Pero lo que más evidencia la consolidación del servicio es que si en 2009 sólo el 58,7% de los viajes se pagaban con la tarjeta de transporte del Consorcio, el porcentaje superó el año pasado el 75,2.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios