Sevilla

Los recortes llegan a los autobuses metropolitanos

  • El Consorcio de Transporte reducirá a la mitad los servicios de mejora que ha introducido desde el año 2002. El plan aminorará la facturación a las empresas operadoras, a las que se les adeudan seis millones.

El Consorcio de Transporte Metropolitano Área de Sevilla, que preside la Junta y en el que se integran la Diputación y 45 municipios de la provincia, entre ellos el de la capital, se ha visto abocado a iniciar un proceso de reducción de la frecuencia de paso de los autobuses en la práctica totalidad de las 64 líneas existentes. Los recortes se iniciaron en enero y, previsiblemente, culminarán a lo largo de este mes de marzo.

Según la Asociación Empresarial de Transportes Metropolitanos de Sevilla (Asetransme) que preside Luis Martín Navarro, director gerente de Casal, la decisión es reducir en un 50% todos los "servicios de mejora", es decir, las frecuencias adicionales de paso que se han ido introduciendo sobre las que ya existían antes de 2002. Este año comenzó a operar el consorcio, que buscó soluciones a las enormes carencias que tenía la movilidad en el área metropolitana, con autobuses sin una directriz común, precios, abonos ni imagen conjuntos a pesar de que la aglomeración urbana de Sevilla llevaba ya muchos años funcionando como un área metropolitana. El recorte en la frecuencia de los autobuses supondrá ahora que los usuarios tengan un mayor tiempo de espera entre un servicio y otro.

Según la patronal, se ha producido una caída de los usuarios de los autobuses públicos, que cifra en un 15% desde 2008 debido a la crisis, como ocurre con el tránsito de vehículos por carretera. Aunque la razón de los recortes, que ha sido decisión del Consorcio Metropolitano, asegura, es evitar que siga creciendo la deuda que se ha llegado a acumular con estas empresas, que rozó los ocho millones de euros en 2011. Ello provocó el impago de nóminas y una convocatoria de huelga que se evitó en el último momento. La reducción de servicios implica, directamente, una menor facturación por parte de estos operadores.

Según la patronal, esta reducción en la frecuencia de paso ya se ha producido en algunas líneas, como las de Montequinto a Sevilla -donde el número de usuarios se ha reducido además con la puesta en servicio de la línea 1 del Metro-, en algunas conexiones con La Algaba y Brenes y se acometerá de forma inminente con las líneas de Camas, entre otras muchas. La intención del Consorcio era culminar el proceso entre los meses de enero y marzo de este año.

Aunque esos servicios de mejora que ha ido introduciendo el Consorcio de Transporte Metropolitano han variado por distintas circunstancias -la puesta en marcha de la línea 1 del Metro, por ejemplo- lo cierto es que han sido muy numerosos y bien valorados por los usuarios. Sólo entre 2003 y 2005 el Consorcio articuló más de 300 nuevos servicios o paso de autobuses en los municipios que lo integran -todos los del área metropolitana, en la actualidad, menos Utrera- además de las líneas circulares en el Aljarafe, inexistentes hasta entonces. En el año 2011, el mantenimiento de todas esas mejoras de servicio suponían un coste anual de 6,2 millones de euros, según recoge la última memoria del Consorcio publicada en su página web.

El presidente de Asetransme apuntó ayer que la deuda del Consorcio de Transportes con las siete empresas de autobuses que operan en el área metropolitana es todavía muy elevada, de casi seis millones de euros. Es una cantidad importante, teniendo en cuenta que no son grandes compañías, una "auténtica losa", dijo, que les provoca gastos financieros adicionales -tienen que acudir a los bancos- y retrasos en el pago de las nóminas y a sus proveedores. Hasta el punto de que alguna empresa podría "colapsar", dijo, y dejar de prestar el servicio si el grueso de la deuda no se salda pronto.

Fuentes de la Consejería de Fomento y Vivienda, que preside Elena Cortés (IU), aseguraron ayer que la Junta está cumpliendo "escrupulosamente" con las cantidades económicas que le corresponden y se sigue reteniendo a los ayuntamientos una parte de los fondos por la Participación de los Ingresos del Estado (PIE) a cuenta de las deudas que tenían contraídas con el Consorcio. Hay ayuntamientos que no pagaron ni la primera cantidad económica anual que le correspondía por su población.

Con respecto a los recortes en el número de los autobuses que circularán por el área metropolitana de Sevilla, fuentes del Consorcio sólo apuntaron que, en vista de la caída de los recursos, se aprobó un plan de económico-financiero en julio de 2012, que se está aplicando y que coincide además con una reducción de la demanda en el área de Sevilla de un 5%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios