Las cuentas de la administración local

¿Cuánto gastan los ayuntamientos de Sevilla?

  • El desembolso de los municipios pequeños por vecino es mucho mayor que el de los grandes

  • La Diputación destaca que es fruto de las políticas de cohesión y equilibrio territorial 

  • La ciudad de Sevilla queda lejos del gasto por vecino Madrid o Barcelona pero supera a Valencia 

El Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe. El Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe.

El Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe. / Belén Vargas

Entre los datos económicos que el Ministerio de Hacienda obliga a comunicar a los ayuntamientos está la liquidación de sus presupuestos de cada año, en la que se recoge lo que cada municipio se gastó realmente al final del ejercicio, al margen de lo que presupuesta. Hacienda lo divide entre los habitantes y publica las cifras, para permitir comparaciones. Ya está el avance de 2017, con información de 70 municipios de Sevilla (el resto no la ha suministrado en tiempo y forma) que reflejan las importantes diferencias que existen en este aspecto del gasto por vecino: la brecha va de los más de 3.300 euros que desembolsó El Madroño por cada vecino a los 647 con los que funcionó el Ayuntamiento de Dos Hermanas.

No obstante, los expertos del Colegio Oficial de Secretarios, Interventores y Tesoreros de la Administración Local (Cosital) matizan que un mayor gasto no significa más efectividad o mejores servicios y que las cifras pueden variar de un año a otro en función de las subvenciones que capte un ayuntamiento. Para el diagnóstico de la situación financiera es más significativo el periodo medio de pago a proveedores, destacan. Desde el Ministerio, se apunta que es determinante el PIB (Producto Interior Bruto) de un municipio, con ventaja para los que tienen industria.

Lo primero que resulta llamativo es que son los municipios más pequeños –con menos de mil vecinos y que pierden población– los que gastaron más proporcionalmente. A la cabeza de Sevilla está El Madroño que, con 284 habitantes, gastó 3.316 euros por cada vecino en 2017, incluyéndolo todo: gastos de personal del Ayuntamiento, bienes y servicios, inversiones, transferencias a otras entidades o gastos financieros. Las Navas y Lora de Estepa, que no llegan a 900 vecinos, gastaron 1.986 y 1.968 euros, respectivamente.

En el otro extremo, Dos Hermanas, con 132.551 habitantes, gastó 647 euros por cada uno. Pero el condicionante de la población no es el único que influye en la posición porque también tienen un reducido gasto Castilleja de la Cuesta y Espartinas, que no llegan a 20.000 vecinos y se quedan en 677 euros. Otros con población similar superan esa cifra.

El ayuntamiento de más de 20.000 habitantes que más gastó proporcionalmente, sumando todos los capítulos, es el de la capital: 1.066 euros por vecino. Alcalá de Guadaíra (1.008 euros) y La Rinconada (996 euros) se situaron en una posición media en la tabla. El consistorio de cierto peso que más gastó según el presupuesto liquidado fue Osuna: 17.735 vecinos y 1.336 euros por cada uno en 2017.

En el caso de los municipios más pequeños, muchos de los servicios se prestan de forma mancomunada, como la recogida de residuos. Se cede la tasa y ese gasto no está recogido en el presupuesto municipal y en estos datos de Hacienda. Otras coberturas las hace la Diputación, cuya razón de ser está sobre todo en esos núcleos, como Bomberos o la gestión de impuestos y tampoco consta como gasto local. Pero, sin estos recursos, el gasto por habitante sería mayor o inasumible para el ayuntamiento en las condiciones en las que ahora se prestan esos servicios.

El Madroño, con 284 vecinos, gastó 3.316 euros por cada uno, y Dos Hermanas 647

El organismo que preside Fernando Rodríguez Villalobos recuerda que el hecho de que los pequeños manejen un gasto mayor en función de sus vecinos responde al “principio de cohesión y equilibrio territorial” que debe regir las políticas de las administraciones, especialmente de la Diputación, para que “todos los ciudadanos”, independientemente de donde residan, tengan los mismos derechos y oportunidades.

La despoblación de esos pueblos diseminados –con lo que conlleva de abandono y deterioro del campo, del que depende la sostenibilidad de las ciudades– se aceleraría si no se hace un esfuerzo por reducir las razones de la gente para irse. “A menos habitantes y más ruralidad, mayores recursos para evitar la brecha social o territorial”, defiende la Diputación. Como ejemplo de estas políticas, en planes de inversión, como el Supera, o los anticipos que ofrece, siempre hay un factor corrector para primar que los que tienen menos población reciban más.

Las principales capitales del país

El Ayuntamiento de Sevilla gastó en 2017 un total de 1.066 euros por habitante, notablemente menos que las dos grandes capitales del país, Madrid y Barcelona, que le superan de largo en población, pero también en Producto Interior Bruto. La ciudad condal se situó en 1.707 euros por vecino y Madrid alcanzó los 1.337. Sevilla sí superó en gasto a Valencia, que se quedó en 978 euros. La capital hispalense tuvo un gasto muy similar al del Ayuntamiento de Málaga, que fue de 1.070 euros, según los mismos datos del Ministerio de Hacienda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios