real betis

Adán y Ceballos, en el escaparate

  • Los dirigentes asumen la dificultad de retener este verano al centrocampista utrerano

  • Seis millones es el precio de salida que se le ha colocado al meta bético

Adán y Dani Ceballos, en un entrenamiento del equipo verdiblanco. Adán y Dani Ceballos, en un entrenamiento del equipo verdiblanco.

Adán y Dani Ceballos, en un entrenamiento del equipo verdiblanco. / cecilia rivera

Comentarios 2

El futuro tanto de Antonio Adán como de Dani Ceballos se encuentra ahora mismo lejos de Heliópolis y así se asume ya en la entidad verdiblanca. Los dos futbolistas más cotizados de la plantilla en el mercado se encuentran en el escaparate, después de que no se haya producido novedad alguna sobre sus renovaciones, que se han quedado bloqueadas pese a las primeras conversaciones mantenidas con sus respectivos agentes.

Por el utrerano no ha llegado una propuesta concreta, pero sí se manejan informaciones de que equipos de primer nivel lo tienen en su agenda -el Atlético es uno de ellos- para este mismo verano e incluso podría haber novedades antes de la disputa del Campeonato de Europa sub 21 a mediados de junio. La cláusula de rescisión de Dani Ceballos se cifra en 15 millones de euros, aunque una parte de ese dinero le corresponde al jugador, como así quedó reflejado en su última renovación. Con la venta del utrerano el club cuadraría sus cuentas, como así sucedió el pasado verano con el traspaso de N'Diaye, aunque nadie tiene la certeza de que ese movimiento se pueda producir antes de julio.

Los intentos de los dirigentes por renovar el contrato del utrerano no han surtido efecto de momento, ya que la idea era aumentar esa cantidad de la cláusula para afrontar con más fuerza una hipotética negociación.

Mientras el club aguarda esos movimientos por Dani Ceballos, Antonio Adán y Durmisi se encuentran en el mercado. Con las negociaciones por la renovación del meta también paralizadas, los dirigentes han tasado en seis millones de euros el precio de salida del madrileño, titular indiscutible desde su llegada al Betis en enero de 2014. Varios equipos han sondeado en las últimas semanas la situación de Adán, pero por ahora ninguno se acerca a esa cifra que pretende la entidad, por lo que no sería descartable que la misma se rebajase ante la necesidad de contar con un traspaso antes del cierre del ejercicio.

El meta siempre ha manifestado su deseo de continuar en Heliópolis, aunque también esperaba un gesto de la entidad para mejorar su contrato como quedó prometido en su momento si su rendimiento en el terreno de juego era el adecuado. Nadie duda de que Adán es uno de los pilares del equipo, mientras que su ficha se queda en la zona media-baja del equipo sin contar diversos bonus que aparecen en el contrato.

Durmisi es el único fichaje de Torrecilla que se ha revalorizado e incluso diversos equipos europeos han realizado un seguimiento del lateral en los últimos meses, de ahí que su venta también pudiera ser una opción para recaudar dinero.

Si estos movimientos corresponden al capítulo de salidas por traspaso -también se está pendiente de decidir qué pasará con jugadores con contrato en vigor como Joaquín o Rubén Castro-, el club también se mueve en el asunto de las altas.

Como ya ocurriera el pasado año, Torrecilla trabaja para tener al menos cinco fichajes cerrados antes del comienzo de la pretemporada. De hecho, el director deportivo tiene ya varias operaciones avanzadas, entre las que se encuentra la de Sergio León, como informó este periódico hace dos semanas. La cláusula de rescisión del delantero baja a 2,5 millones de euros a partir del 1 de julio, aunque la intención es rebajar esa cantidad con la inclusión de algún jugador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios