Real Betis | Análisis Frenazo al proyecto verdiblanco

  • El Betis lleva 15 jornadas fuera de las plazas de acceso directo a Europa

  • La pedrea del séptimo es ahora el objetivo con Setién en el foco

Los dirigentes béticos, en el palco del Villamarín. Los dirigentes béticos, en el palco del Villamarín.

Los dirigentes béticos, en el palco del Villamarín. / Antonio Pizarro

El Betis mantiene su confianza en Quique Setién, pese a la paupérrima dinámica de resultados de 2019 y a la petición casi unánime de la grada que se produjo el domingo en el Benito Villamarín. Los dirigentes, y el propio entrenador, apelan a la estabilidad del proyecto pese al frenazo que se viene produciendo este año y que se refleja tanto en los datos como en las sensaciones que transmite el equipo.

15 jornadas acumulan los verdiblancos sin ocupar un puesto entre los seis primeros del campeonato, una posición que sólo han ocupado en cuatro ocasiones. Desde la derrota ante el Real Madrid (1-2), que dejó al Betis séptimo, los de Setién han ido cayendo en la tabla, con una segunda vuelta muy irregular en la que se ha ido alejando progresivamente del acceso directo a competición europea.

El pase en las eliminatorias ante la Real Sociedad y el Espanyol, con cuatro empates y una prórroga, que lo colocó en la semifinal de la Copa del Rey fue tapando ese descenso del rendimiento del equipo bético, que sí se hacía evidente en la Liga, en la que las victorias han ido llegando a cuentagotas y con muchos apuros, o en la Liga Europa, en la que el Rennes lo eliminó con un varapalo tremendo en el Benito Villamarín.A falta de cinco jornadas para finalizar el campeonato, el Betis se marca ahora el objetivo de esa séptima posición que otorgaría ahora mismo plaza europea, aunque siempre pendiente de los resultados de ese Valencia que volvió a ganarle esta jornada para distanciarse en nueve puntos.

Los datos

Sólo cinco triunfos en la Liga acumulan los verdiblancos en 2019 –Girona, Atlético, Valladolid, Celta y Villarreal–, mientras que ha empatado otros dos partidos –Alavés y Rayo– y ha sufrido nueve derrotas –Huesca, Real Madrid, Athletic, Leganés, Getafe, Barcelona, Real Sociedad, Sevilla y Valencia–. Ni siquiera las eliminaciones en la Liga Europa y en la Copa del Rey han servido para que el equipo verdiblanco retomase el pulso en la competición liguera. Sólo siete puntos –las victorias ante Celta y Villarreal y el afortunado empate ante el Rayo– han sumado los verdiblancos en las ocho jornadas disputadas desde entonces. La caída incluso se ha acentuado desde la última pausa de selecciones, con el Betis sumando cuatro puntos de 15 posibles en el momento clave de la temporada, lo que prácticamente le ha supuesto el adiós a las posibilidades de acceder directamente a Europa. Hasta 12 puntos menos que el pasado año a estas alturas suma el equipo de Setién, 43 por 55, lo que señala bien a las claras ese descenso en el rendimiento en la Liga y ya tiene imposible conseguir la cifra de puntos lograda el pasado año (60).

Las decisiones

Ha justificado Setién en más de una ocasión su elección de los jugadores, pero su criterio ha sido más que discutible. "No soy caprichoso, trato de valorar muy bien las cosas que hago", llegó a indicar el pasado sábado antes del duelo ante el Valencia. El ostracismo de jugadores como Javi García o Sergio León, con roles principales el pasado año, no ha ido en paralelo al rendimiento del equipo y se ha echado en falta que los utilizase más ante la falta de resultados de sus apuestas iniciales. Las alternancias a otros como Feddal, Barragán, Tello o Loren tampoco han beneficiado ni al rendimiento individual ni al colectivo e incluso la ausencia de Bartra en un partido clave como el derbi también se apunta en el debe del entrenador en el manejo de los recursos.

La apuesta de Setién por Jesé desde su llegada en enero también está siendo fallida, sobre todo por el empeño de utilizarlo como único punta y pese a sus lamentos de la falta de gol. Diez partidos acumula el canario para un total de 683 minutos y un solo tanto. Su presencia en el once, además, ha limitado la participación de Loren a 264 minutos repartidos en ocho encuentros, en los que ha sumado un tanto; Sergio León, por su parte, ha sumado 270 en seis partidos, en los que se ha quedado sin anotar.

La cúpula

En el club se han repetido los mensajes de confianza hacia el entrenador, siendo los vicepresidentes, José Miguel López Catalán y Lorenzo Serra Ferrer, los que lo han apoyado públicamente en las últimas semanas. Ni el descenso en los resultados ni las protestas de la grada han llevado al consejo a cuestionar el presente del entrenador, un mensaje conformista que ha ido calando en la plantilla, que ha visto cómo la pérdida de objetivos marcados no ha afectado al crédito del cuerpo técnico. "Esperamos pasar una eliminatoria europea más, y el sueño de esta temporada que es disputar la final en el Villamarín y acabar entre los seis primeros", expresó Serra Ferrer durante la presentación de Emerson el pasado 19 de febrero.

Los fichajes

Si el balance tras el mercado estival fue más que positivo, sobre todo por esa llegada final de Giovani Lo Celso que supuso un salto de calidad en la plantilla, la aportación de los fichajes de invierno ha sido escasa para darle un plus en busca de la cuarta plaza o de objetivos mayores en la competición europea.Aunque la permanencia de Sergio León paliase el adiós de Sanabria, en la delantera queda el debate de si ha fallado más la gestión de la plantilla que la ausencia de ese refuerzo invernal que hubiera elevado los objetivos iniciales, una circunstancia a la que se agarra Setién y que también se ha asumido por parte de los dirigentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios