Real Betis Ángel Haro y la explicación a la decepción en el Betis

  • Ángel Haro escribe una carta a los accionistas donde expone las claves del paupérrimo final de temporada

  • La confianza en ABA

Ángel Haro se dirige a un grupo de abonados durante un acto. Ángel Haro se dirige a un grupo de abonados durante un acto.

Ángel Haro se dirige a un grupo de abonados durante un acto. / Antonio Pizarro

Presumió el consejo de administración del Betis de la salud de la entidad, tanto en el apartado económico como en el deportivo, durante la Junta General celebrada en la noche del lunes, pero apenas se habló de lo sucedido en la pasada temporada. El nombre de Quique Setién no estuvo nunca en el discurso ni tampoco los dirigentes ofrecieron una explicación a la paupérrima segunda mitad de la temporada. Pero el presidente, Ángel Haro, sí firma una carta en la memoria de actividades de la temporada entregada a los accionistas, en la que ofrece una explicación a esa decepción del final de campaña, además de exponer las pretensiones deportivas de la entidad.

"En el último año deportivo hemos estado muy cerca de los objetivos deseados, que finalmente nos llevaron a la lógica decepción de no poder conseguirlos. La última semana de febrero nos quedamos fuera de la UEFA Europa League después de haber obtenido un buen resultado en Rennes, y sólo una semana más tarde no logramos superar la semifinal de la Copa del Rey en Valencia tras haber gozado momentáneamente de un 2-0 en Heliópolis. Esta final nos hacía mucha ilusión a todos los béticos tras lograr la designación del Estadio Benito Villamarín como sede de la gran cita del fútbol español. Creo que estas derrotas marcaron los meses finales de la temporada, que concluyó en la décima posición en LaLiga y a tres puntos de los puestos europeos. Somos los propios responsables del club los que no estamos contentos con estos resultados, lo que demuestra la ambición del Betis actual", indica el presidente, reconociendo esa amarga sensación con la que finalizó una temporada calificada como de la ilusión.

Lorenzo Serra Ferrer, en el día de su despedida. Lorenzo Serra Ferrer, en el día de su despedida.

Lorenzo Serra Ferrer, en el día de su despedida. / Juan Carlos Muñoz

A continuación, Haro, en la misiva, habla, sin nombrarlos, de las salidas de Lorenzo Serra Ferrer y Quique Setién y apunta a los dos como los responsables del adiós. "Al concluir la temporada vivimos el cambio en la dirección deportiva y en el banquillo del club. Nos hubiera gustado, en el gran salto futbolístico del Real Betis en los próximos años, contar con el trabajo y la aportación de sus anteriores responsables, pero pese a nuestra voluntad no fue posible su continuidad", indica el máximo dirigente verdiblanco, que luego pasa a desgranar el nuevo proyecto deportivo iniciado el pasado verano: "El Real Betis Balompié aspira a tener una estructura del más alto nivel en su área deportiva. Un mayor sistema de scouting e incorporación de jugadores, multiplicando los futbolistas estudiados y analizados, un estilo de juego común, dirección de entrenadores, metodología de entrenamientos, gestión integral de todos los detalles que afectan al primer equipo un área top de análisis de rendimiento, la política de cantera que merece la nueva ciudad deportiva, búsqueda de talentos internacionales sub 19, una red de clubes de élite afiliados, la aplicación de las herramientas de big data y el establecimiento sistemático de relaciones fluidas con jugadores, clubes y agentes del mercado internacional. Queremos que todo ello esté conducido por los mejores profesionales, estableciendo un Modelo Betis de gestión deportiva en el que la clave será el trabajo en equipo. Que cuando otras personas vengan a dirigir el Betis encuentren un sistema eficaz que no dependa de los cambios de nombres".

Haro también se detiene en la valoración de la plantilla y admite que la planificación estival del periodo analizado permitió el crecimiento del club. "Siempre hemos dicho que la gestión económica del club es ambiciosa a la par que responsable. En la temporada 2018-19 se produce un incremento espectacular de los activos que pasan de los 124 a superar los 185 millones de euros. Este aumento de activos se concreta fundamentalmente en el valor de la plantilla que aumenta en 37 millones, destacando también la situación de tesorería a 30 de junio –casi 19 millones más que en el ejercicio anterior– derivada de la venta de jugadores, cantidad que ha superado los 60 millones de euros, suponiendo un récord en la entidad. El valor de mercado de la plantilla con las adquisiciones de jugadores realizadas en el mercado de verano posterior al cierre de la temporada se sitúan en el entorno de los 300 millones. A pesar de este gran esfuerzo inversor, la entidad mantiene el equilibrio económico y financiero y de resultado contable", explica el presidente, que, pese a todo, destaca la importancia de la economía: "Si bien el principal objetivo del consejo de administración es la obtención de resultados deportivos, su obligación es la gestión eficiente de la entidad, lo que pasa ineludiblemente por la obtención de resultados económicos que serán sobre los que se sustenten los deportivos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios