Betis-Eibar Setién no ve penalti "por ningún sitio"

  • El entrenador se queja de la jugada que forzó el empate, pero reconoce que el Eibar lo puso muy difícil

Setién dialoga con su segundo, Eder Sarabia. Setién dialoga con su segundo, Eder Sarabia.

Setién dialoga con su segundo, Eder Sarabia. / Antonio Pizarro (Sevilla)

El entrenador del Real Betis, Quique Setién, no pudo comparecer en la última rueda de prensa del feliz y dichoso 2018 con el dulce sabor que esperaba. El motivo, ese empate que corta la racha de victorias y le priva de mantaner la lustrosa quinta plaza de la tabla, que ahora detenta el Alavés. Y las tablas llegaron por una jugada muy polémica, de la que el entrenador cántabro no rehuyó: "He visto repetida la jugada y no veo el penalti por ningún sitio". Categórico. Como siempre.

Aun así, Setién reconoció que los eibarreses compitieron muy bien y que le pusieron las cosas muy difíciles desde el tañido inicial: "Es un equipo muy complicado". "La realidad es que ellos han tenido unas ocasiones claras en la segunda parte y a nosotros nos ha costado encontrar el pase final. Este equipo es muy complicado para nosotros porque cuando presionas golpean en largo y te someten a una exigencia grande. Presionan muy bien y son muy agresivos en el centro del campo", reflexionó el técnico cántabro en su comparecencia en la sala de prensa del estadio Benito Villamarín.

Esta vez, Quique Setién no vio tan bien a su equipo como suele juzgarlo tras los partidos, y admitió no estar "satisfecho" con el juego desplegado por los suyos en el partido de Liga que abrochaba el 2018, pero puntualizó que está "contento" porque llevan "una racha de dos meses buena, con chispa y con los jugadores en un rendimiento cercano a su nivel".

Y aunque el empate corta el ritmo de los verdiblancos, prefiere extraer una lectura global, ahora que se abre un paréntesis navideño que invita a la reflexión: "Ahora la clasificación es anecdótica, queda mucha Liga por delante y ya vemos lo que le cuesta ganar a todos los equipos, pero podemos afrontar el futuro con ilusión y esperanza de estar en las posiciones altas", subrayó.

Setién, sobre la lesión del central brasileño Sidnei, quien tuvo que ser sustituido al cuarto de hora de partido por una traumática caída, informó de que "tiene una luxación en un hombro, pero parece que no hay nada más, aunque deberá estar varias semanas inmovilizado". Un serio contratiempo para un mes de enero con partidos alternos de Liga y Copa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios