Betis - Real Madrid | Informe técnico

Betis, personalidad y un alto grado de competitividad

Ayoze y Lucas Vázquez acaban en el suelo tras un forcejeo por el balón durante el partido jugado en el Benito Villamarín.

Ayoze y Lucas Vázquez acaban en el suelo tras un forcejeo por el balón durante el partido jugado en el Benito Villamarín. / Antonio Pizarro

Qué manera de competir más extraordinaria la que mostró ayer el Betis ante el Real Madrid para llevarse un punto de gran valor.

Primero, para seguir metido de lleno en la pelea por jugar la Liga de Campeones y segundo, por la forma, el cómo lo logró. Solidaridad en el esfuerzo, carácter competitivo y calidad con la pelota en un duelo táctico entre dos equipos con las ideas muy claras y con vocación ofensiva en todo momento, de ahí que hubiese muchas fases del partido de ida y vuelta a ambas porterías, con ocasiones y llegadas de peligro. Ritmo en intensidad lo largo de los noventa minutos entre dos contendientes que demostraron estar muy bien trabajados por sus entrenadores.

Defensa

El Betis fue fiel a su estilo. Con su habitual 4-4-2 en el repliegue para pasar al 4-2-3-1 en fase ofensiva con Ayoze en la izquierda, Rodri actuando en el sitio de Fekir y Ruibal por la derecha. Enfrente, unMadrid con un 4-4-2, con Tchouaméni y Kroos en el doble pivote, Valverde como un extremo más por la derecha, Vinícius por la izquierda y arriba Rodrygo y Benzema. De hecho, sufrió el conjunto verdiblanco cuando Rodrygo aprovechó los espacios a la espalda de Guido y William Carvalho, pero ahí emergieron Pezzella y Luiz Felipe, que estuvieron a un nivel altísimo.

De hecho, Vinícius apenas apareció en la primera parte para generar peligro, bien tapado por Sabaly y las ayudas de Ruibal más las coberturas de Pezzella. Ya en la segunda parte, Ancelotti metió a Ceballos y el Madrid dio un paso más al frente, con más llegadas de Vinícius y Rodrygo por la derecha más un veloz Valverde que también percutía por el costado diestro. Pero los blancos chocaron una y otra vez con un gran Betis, que hasta por momentos defendió en línea de cinco, con Guido entre los centrales.

Ataque

El nombre propio fue Rodri, que se marcó un gran encuentro. De él salió bastante peligro arriba, aprovechando el gran duelo de Borja Iglesias y Militao con las ayudas del Panda. Ruibal también lo intentó por la derecha y Ayoze va a más. Los cambios ofensivos, como Willian José y Luiz Henrique, fueron solidarios pero desesperantes de cara a portería. No se notaron las bajas de Fekir ni Canales.

Virtudes

El alma competitiva del Betis.

Talón de Aquiles

Las malas entregas en el último pase en acciones de peligro.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios