Real Betis

Identidad propia para tutear al Madrid

  • Setién insiste en explotar las virtudes de su equipo para intentar la machada

  • El once, con dudas

Quique Setién prepara los balones en el entrenamiento. Quique Setién prepara los balones en el entrenamiento.

Quique Setién prepara los balones en el entrenamiento. / juan carlos vázquez

La buena dinámica de resultados, con dos victorias seguidas en la Liga, ha elevado el optimismo en el Betis ante la visita del Real Madrid. Hasta Quique Setién, normalmente cauto en sus predicciones, mostró ese lado positivo en su discurso previo al duelo de mañana, en el que pretende un Betis con identidad propia para repetir la machada de vencer al equipo madridista. Así ha preparado el cántabro el duelo ante el equipo de Zinedine Zidane, al que pretende dejar claro que la batalla de Heliópolis requerirá de una alta intensidad como si enfrente estuviera el mismísimo PSG.

"Lo que hagamos tendremos que hacerlo muy bien", indicó el técnico, que dejó abierta la posibilidad de repetir mañana el planteamiento que ya ordenase ante el Barcelona, con un Betis que juntó líneas y trató de impedir la salida de balón azulgrana. "Es obvio que si al Real Madrid, al Barcelona, como al resto de equipos, le dejas espacios a tu espalda, te debilitas atrás en teoría, pero siempre que el balón esté presionado arriba tampoco hay mucho problema de adelantar la defensa. Queremos apretar arriba para ganar ese espacio y poder robar al rival en su campo cuando esté tratando de salir. La otra alternativa es encerrarte atrás y esperar, pero ya sabéis que eso nos gusta poco", argumentó Setién, que tampoco quiso desvelar sus cartas.

El técnico le da vueltas a la alineación para intentar mejorar la producción ofensiva

El técnico dejó abierta la posibilidad de continuar con el sistema con tres centrales y dos carrileros con el que ha ganado los dos últimos encuentros y que ya emplease ante el Barcelona, pese a que ante el Deportivo aparecieran algunos desajustes. "Hemos ganado dos partidos, pero no hemos mejorado algunas cosas que nos gustaría que, aun jugando así, entendiéramos mejor, atacar y defender mejor", reconoció Setién, que también admitió que el fichaje de Bartra, además de la lesión de Feddal lo han llevado a decidir ese cambio de dibujo: "Nos ha influido mucho su llegada. Entiende muy bien lo que le estamos pidiendo y nos ayuda mucho en muchos aspectos jugando de esta manera. Quizás sea el motivo más claro para jugar así".

Ganar al Madrid no sólo depende del Betis, aunque Setién tiene claro que debe aumentar la producción ofensiva ante un rival que seguro que generará ocasiones. "Nos puede servir lo que hicimos en el Santiago Bernabéu, pero dependemos mucho de lo que haga el rival ante equipos de este nivel. De su punto de suerte y lucidez. Si están bien las posibilidades se reducen. Debemos estar bien, como aquel día, y que ellos no. Las ocasiones que van a tener ellos no las vamos a tener nosotros", apuntó Setién quien, pese a todo, fue optimista: "Nosotros estamos en un buen momento, el ambiente va a ser extraordinario en el estadio y vamos a disfrutar. Habrá posibilidades reales de sacar un buen resultado".

Con todo este análisis de cómo se puede desarrollar el partido, Setién tiene dudas en el once, a falta todavía del entrenamiento de hoy en el Benito Villamarín. "Todavía no he decidido qué voy a hacer", indicó el preparador, que incidió en los estados de forma para decidir la composición de la alineación: " La cuestión es el momento de forma en el que estén, eso es lo que me llama la atención para tomar decisiones. No tomo las decisiones por capricho, hago siempre las cosas después de sopesarlas con mucho detenimiento y de darle más vueltas que nadie. Los veo entrenarse y sé el momento en el que están. Esa información la tengo yo. Puedo tener dudas, pero hay cosas que las veo claras. En muchos momentos sé lo que supone meter a un chaval que no tiene experiencia para sacar a otro que tiene la experiencia de haber jugado más de 300 partidos en Primera. Tengo que pensar en qué es mejor para el equipo, no son caprichos".

Especial atención requirió la suplencia de Javi García, otrora indiscutible y al que ahora Setién reserva a la espera de recuperar su mejor versión: "Ahora mismo no está al nivel que estuvo al principio de temporada, pero está bien. Estamos apostando por otro tipo de futbolistas con otras características que nos puedan dar algunas cosas más que él no nos puede dar. En cualquier momento podríamos volver a cambiar según vea los entrenamientos. El protagonismo y la importancia los seguirá teniendo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios