Betis - Real Madrid Respirar o más sufrimiento

  • El triunfo del Mallorca añade presión a un Betis al que le urge la victoria

  • Plebiscito por parte de una parroquia bética hastiada

  • Vuelve Bartra tras sanción

Aleñá abraza a Joaquín ante Tello y Borjas Iglesias en la sesión de ayer. Aleñá abraza a Joaquín ante Tello y Borjas Iglesias en la sesión de ayer.

Aleñá abraza a Joaquín ante Tello y Borjas Iglesias en la sesión de ayer. / Víctor Rodríguez (Sevilla)

La victoria del Mallorca en Ipurua mete más presión a un Betis que está obligado a sumar tres puntos para respirar y seguir con ocho de ventaja sobre el descenso; de lo contrario, incluso con un empate, los verdiblancos se meterían de lleno en una pelea para la que no estaban llamados al inicio de la competición. Además, el partido ante el Real Madrid supone un nuevo examen para la continuidad de Rubi en el banquillo heliopolitano, donde sigue muy cuestionado.

Alineaciones probables. Alineaciones probables.

Alineaciones probables. / Dpto. de Infografía (Sevilla)

El técnico de Vilasar de Mar, que vive como su equipo en un bucle que se lleva repitiendo toda la temporada, no pierde la esperanza y la ilusión de poder dar un golpe en la mesa y cortar la mala racha de un triunfo en los últimos diez encuentros ligueros con una victoria ante el líder, el Real Madrid. Y todo, dentro de una atmósfera en la que el principal foco de atención para buena parte de la parroquia verdiblanca estará en los dirigentes, después de ver cómo la gestión deportiva no está dando buenos resultados.

A pesar de la mala dinámica en la clasificación, Rubi y sus jugadores mantienen el ánimo intacto con el objetivo de conseguir olvidar, definitivamente, este mal momento con una victoria ante el Madrid. Los de Heliópolis esperan que los acompañe esa pizca de fortuna que les ha faltado en muchos partidos, aunque también deberán mejorar otros aspectos, como la eficacia ante el gol, la contención en la medular y la fiabilidad en la defensa, evitando errores groseros a nivel individual. Estos aspectos ha trabajadodo el preparador verdiblanco con sus pupilos durante la semana, con el fin de frenar a un Madrid que llega al partido con la moral alta tras el triunfo ante el Barcelona.

Rubi, como ya pasó en encuentros anteriores, vuelve a jugarse su futuro en un exigente compromiso

Como en el choque que acabó en empate a cero en el Santiago Bernabéu, no es descartable que Rubi apueste por jugar con tres centrales y dos carrileros, teniendo ya a su disposición a Bartra, tras cumplir su partido de sanción. Las dudas aparecen en el centro del campo, donde siguen los principales problemas del cuadro bético, y en ataque, con la presencia de Borja, que sigue siendo titular para el catalán, o Loren, que marcó en Mestalla y continúa aportando mucho más que su compañero. Sí tiene claro el Betis que debe salir muy intenso y metido, como ante el Barça, y que debe volver a aparecer la mejor versión de hombres como Fekir, que se crece en estas citas. Además, los problemas de los blancos en el lateral derecho de la zaga abre una vía de peligro que los verdiblancos deberán aprovechar.

Los verdiblancos deben salir intensos, tener pegada y no cometer fallos groseros para tener opciones de ganar

Para el Madrid el partido es la primera de las finales ligueras en las que su objetivo es no bajarse ya del liderato y conseguir el gran objetivo marcado por Zidane esta temporada, el título liguero. Su defensa la inicia con bajas de última hora que se suman a las esperadas de Hazard, operado esta semana de su recaída en el tobillo derecho, y Marco Asensio, baja de larga duración. El duelo ante el Betis se lo perderá uno de los jugadores más enchufados en este momento de la temporada, Isco, por una lumbalgia. Y los problemas de Zinedine Zidane aumentan al no poder contar tampoco con Carvajal, que padece una gripe. Con la salida en el mercado invernal cedido de Odriozola, no dispone de laterales derechos puros y tendría que improvisar con Militao o Lucas Vázquez.

Los blancos llegan con bajas en el lateral derecho, algo que el Betis, con Fekir y Álex Moreno, puede aprovechar

El Real Madrid, mejor visitante del campeonato liguero, perdió en su última salida, al estadio del Levante, un resultado que cortaba tres victorias consecutivas lejos del Santiago Bernabéu. A Sevilla llega con ese objetivo para mantenerse fuerte en el primer puesto y tachar una de las visitas más complicadas que le quedan en las 12 jornadas por jugar. Respecto al triunfo en el clásico que ha rearmado anímicamente al equipo madridista, se espera el regreso de Mendy en la banda izquierda y de Modric en el centro del campo. El tanto de Vinicius y su factor desequilibrante, apuntan a claves para mantenerse en el ataque compartido de inicio con Benzema, que lleva seis partidos sin ver puerta.

Así se presenta un partido en el que el Betis confía acabar con su pésima racha venciendo al Madrid para respirar y no añadir más sufrimiento a la situación en la tabla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios