Real Betis Rubi y un optimismo que ya se escenifica

  • El mensaje del técnico empieza a calar en un vestuario que lo recibió con recelo

  • Sus retoques tácticos enmiendan una mala planificación

  • Del control al desbarajuste

Rubi, sonriente, en un entrenamiento del equipo bético. Rubi, sonriente, en un entrenamiento del equipo bético.

Rubi, sonriente, en un entrenamiento del equipo bético. / Juan Carlos Muñoz

Hasta en los peores momentos, cuando los resultados no llegaban y el apoyo de los dirigentes del Betis tampoco se hacía sentir, Rubi siempre mantuvo la calma dentro un discurso optimista sobre la evolución de su equipo. Ahora, semanas después de aquella introspección realizada en el vestuario tras la derrota ante la Real Sociedad, el mensaje del entrenador ya cala en un equipo que lo miró con recelo a su llegada a la entidad heliopolitana.

Por vez primera en la temporada, el Betis ha enlazado dos triunfos seguidos, con las victorias ante Valencia y Mallorca, lo que también ha permitido romper la mala dinámica como visitante, donde sólo había acumulado dos empates sin goles hasta el momento. Además, si el duelo ante el cuadro ché dejó numerosos elementos positivos, el triunfo en Son Moix se basó en una primera parte que debe servir como referencia para el futuro.

Con una presión adelantada que incomodó al Mallorca, el Betis salió dispuesto a adueñarse del partido, lo que se tradujo en dos goles en poco más de media hora que otorgaron una ventaja que luego sería decisiva. Los detalles tácticos que ha ido incluyendo Rubi han permitido paliar en parte las carencias de una planificación que olvidó la medular, una circunstancia agravada tras la lesión de William Carvalho.

Como ya realizase Édgar ante el Valencia, Bartra ejerció de híbrido entre pivote y tercer central, según las circunstancias del juego, y eso ayudó tanto a presionar en campo rival como a salir con la pelota desde atrás. "Nos ha llevado más tiempo de lo que hubiera gustado, pero poco a poco vamos entendiendo lo que quiere Rubi. Hemos encontrado la fórmula. Hemos mejorado con la pelota en la salida del balón, saliendo desde atrás y también sabiendo cuándo saltar líneas", expuso Guardado, uno de los referentes del vestuario, tras el duelo ante el Mallorca, expresando esa sintonía que empieza a aparecer entre los planes del entrenador y los pesos pesados del vestuario.

El propio mexicano, Joaquín o Canales, jugadores principales el pasado año, han asumido el mando del equipo en las últimas semanas, a la vez que el técnico ha ido depurando su idea de juego, sin abandonar la línea de cuatro atrás, pero con el comodín del pivote por delante.

Las dos victorias seguidas han despejado el panorama bético y permitirán que se deje de especular sobre el futuro de Rubi para centrarse en mejorar los aspectos que todavía faltan por corregir. Con 19 puntos, el Betis se ha colocado en el tren intermedio de la clasificación, todavía lejos de su objetivo europeo, pero al menos abriendo distancia con varios equipos de los que estarán peleando por la permanencia hasta el final.

Guardado felicita a Fekir tras anotar el 0-2. Guardado felicita a Fekir tras anotar el 0-2.

Guardado felicita a Fekir tras anotar el 0-2. / Cati Cladera / Efe

Además, con esa cifra de puntos, Rubi supera al primer Betis de Quique Setién, que finalmente llegaría a meterse en Europa tras corregir en la segunda vuelta sus problemas defensivos, tanto por el cambio de sistema como por la incorporación de Bartra en aquel mercado invernal.

"Hemos salido de la racha negativa, llevamos dos victorias seguidas y éste es el camino", indicó Joaquín, que ya avala el mensaje entonces optimista del entrenador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios