Real Betis William Carvalho: una lesión, varias aristas

  • El luso será intervenido hoy de su hernia discal en Lisboa

  • La baja será mínimo de tres meses; pasado este tiempo podrá comenzar a correr

William Carvalho, junto a Tello, durante uno de sus últimos entrenamientos con el Betis. William Carvalho, junto a Tello, durante uno de sus últimos entrenamientos con el Betis.

William Carvalho, junto a Tello, durante uno de sus últimos entrenamientos con el Betis. / Juan Carlos Muñoz

La lesión de William Carvalho trastoca muchos planes en el Betis. No sólo a nivel deportivo, en el que es evidente su importancia en los esquemas de Rubi, también en otras instancias como la planificación realizada durante el verano, ya que ésta queda ligeramente tocada. Sea como sea, lo cierto es que el centrocampista portugués pasará hoy por el quirófano para operarse de sus problemas en la espalda. Una hernia discal lumbar L5-S1 de la que será intervenido hoy en Portugal.

El diagnóstico

El encuentro ante el Eibar (1-1) fue el último partido disputado por el Betis antes del parón por selecciones. Y William Carvalho se lo perdió por unas molestias en el sóleo derecho. Citado por el equipo nacional de Portugal para los partidos de este periodo, que iba a enfrentarlos a Luxemburgo y Ucrania, en duelos clasificatorios para la próxima Eurocopa, todo apuntaba a que el problema muscular que sufría el centrocampista le impediría acudir a la llamada de Fernando Santos, seleccionador luso. Pero nada más lejos de la realidad. El futbolista fue, y después de pasar el primer día en el gimnasio, en la segunda jornada fue uno más durante los ejercicios propuestos por el técnico. Parecía completamente recuperado de sus problemas físicos.

El inconveniente llegó al día siguiente, con la emisión de un comunicado por parte de la Federación de Portugal afirmando que liberaba a Carvalho por unas "molestias" que no tenían nada que ver con las que llegó días antes. Sin más información, se disparaban los rumores.

Decisión

Se arrojó algo de luz en todo este asunto cuando el futbolista regresó a Sevilla: detectaron que William Carvalho sufría una hernia discal lumbar L5-S1, una lesión ante la que se presentaban dos escenarios posibles para afrontarlo. Uno más agresivo, que implicaba pasar por el quirófano, y otra opción más conservadora, que contaba con la paciencia como principal argumento. Unas dudas que merodeaban por su cabeza.

Ante este panorama, el futbolista decidió contar con una nueva opinión médica con el fin de tener un panorama mucho más claro. La decisión que tomó el jugador bético fue la de pasar por el quirófano, algo que ocurrirá hoy, según informó el propio club bético a través de su página web. "El jugador ha sido sometido a un estudio previo por especialistas tanto en Sevilla como en Portugal, coincidiendo todos en el diagnóstico y las posibilidades terapéuticas. A petición del futbolista portugués, la intervención será realizada en Lisboa y será supervisada por el jefe de los servicios médicos del Real Betis Balompié, el doctor José Manuel Álvarez", indica el parte emitido por la entidad verdiblanca.

William Carvalho, en su último entrenamiento con Portugal. William Carvalho, en su último entrenamiento con Portugal.

William Carvalho, en su último entrenamiento con Portugal. / M.G.

Tiempos

"Los plazos de reincorporación al grupo se evaluarán conforme avance su recuperación", esgrime el comunicado bético. Los tiempos de recuperación, en gran parte, dependerán de cómo esté la zona afectada. Si todo sale bien, y la rehabilitación avanza como se espera, en ningún caso se espera una vuelta a la actividad física de William Carvalho menor a los tres meses. Es pasado este tiempo cuando se recomienda a los pacientes con estas dolencias comenzar a correr. A partir de ahí, el trabajo de fortalecimiento de los músculos será clave también en la recuperación del centrocampista luso.

En cualquiera de los escenarios y, según confirmó el club en su nota, William Carvalho pasará la primera semana después de su operación en Portugal, al lado de su familia, y regresará a Sevilla para comenzar con la rehabilitación.

Golpe a la planificación

La baja de William Carvalho no sólo supone un mazazo para Rubi, que ve en el futbolista un imprescindible en su columna vertebral. También lo es para la planificación deportiva. El pivote, o mejor dicho, la falta de esta figura, ha sido una de las grandes deficiencias del proyecto deportivo esta temporada. Un lastre subsanado, en cierta forma, con el portugués en esa función, aunque realmente no sea un trinco.Su ausencia, que se prolongará como mínimo por los próximos tres meses, trastoca los planes del club y del técnico, que ven cómo la falta de contundencia a la hora de paliar la deficiencia durante el pasado verano puede lastrar, todavía más, a un equipo que ha sido incapaz de despegar.

Sustitutos posibles

La pelota está ahora en el tejado de Rubi. El técnico catalán deberá lidiar con la prolongada ausencia del futbolista portugués, un fijo en su columna vertebral. Sobre la mesa, muchas variables cobran forma para ocupar este puesto durante la prolongada ausencia. Como si de acción-reacción se tratara, una de las primeras medidas adoptadas por el preparador bético es la de llamar a filas al canterano Ismael, que ya entrena con el primer equipo. Incluso ya tuvo algunos minutos en Pamplona, donde el Betis empató (0-0) contra Osasuna.

Por tanto, no sería de extrañar que el de Los Palacios fuera de la partida en el próximo encuentro en Anoeta frente a la Real Sociedad. También cuenta con opciones Javi García, el único pivote natural de la primera plantilla, aunque no parece que cuente con la absoluta confianza del preparador catalán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios