Real Betis

Una montaña con señales del pasado

  • El Betis afronta siete partidos en 22 días en un tramo del calendario que ya se le atragantó el año anterior

  • Al doble duelo ante el Milan y al estreno copero se le añaden los cuatro encuentros de Liga

Quique Setién dialoga con sus jugadores antes de un entrenamiento. Quique Setién dialoga con sus jugadores antes de un entrenamiento.

Quique Setién dialoga con sus jugadores antes de un entrenamiento. / Antonio Pizarro

Tras la segunda pausa de selecciones, el Betis afronta un calendario nuevamente cargado de partidos y en su horizonte aparecen siete duelos en apenas 22 días, que servirán para ir definiendo su situación en la Liga y en la Liga Europa y también para estrenarse en la Copa del Rey. Además, Quique Setién y los suyos tienen el recuerdo del pasado año, cuando en este tramo de la competición surgieron problemas para el equipo verdiblanco que incluso pusieron en cuestión al entrenador.

El cuadro verdiblanco comenzará el próximo domingo ante el Valladolid, un recién ascendido que llegará al Villamarín tras haber conseguido tres victorias seguidas que incluso lo han aupado por encima del Betis en la clasificación. Será un rival muy distinto al del año anterior, cuando el Valencia de Marcelino visitó Heliópolis en plena forma y se llevó los tres puntos con una goleada histórica (3-6).

Cuatro días después de recibir a los pucelanos, el Betis afrontará una de las fechas más señaladas con la visita al Milan en la tercera jornada de la Liga Europa, en un desplazamiento en el que estará acompañado por más de 5.000 hinchas béticos. Sin casi tiempo para el descanso, apenas 63 horas después de finalizar su compromiso en San Siro, el Betis saltará de nuevo al césped, esta vez en el Coliseum Alfonso Pérez para medirse al Getafe, en el segundo de los partidos de Liga de este tramo del campeonato.

La siguiente semana significará el estreno en la Copa del Rey, con un rival todavía por determinar. Los equipos de Primera entran en la competición en los dieciseisavos de final, en los que también está ya el Mallorca, que quedó exento en el sorteo anterior. En esta ronda habrá seis equipos de Segunda B o Tercera que se medirán a los cuatro equipos que disputan la Liga de Campeones y a dos de la Liga Europa, mientras que un tercero sí tendrá como rival a uno de los Segunda que acceda a esta eliminatoria. El año pasado el Betis quedó emparejado con el Cádiz, al que venció por 1-2 en la ida en una fecha similar al inicio de este año, aunque tras el siguiente parón de selecciones y ya en plena crisis de juego y resultados, los verdiblancos sellaron el gran descalabro de la temporada.

Tras el estreno copero, el Betis afrontará dos compromisos seguidos como local. En el primero recibirá al Celta en la Liga, el domingo 4 de noviembre a las 20:45; cuatro días después será el Milan el que devuelva la visita a los heliopolitanos, en otro encuentro especial para la hinchada verdiblanca. La semana, y este maratón de partidos, la cerrará el Betis el domingo 11 de noviembre con la visita al Camp Nou, en el cuarto compromiso liguero antes de la nueva pausa por las selecciones.

Siete encuentros en apenas 22 días, dos partidos más que en el mismo tramo del año anterior debido a las competiciones europeas, que marcarán el devenir del Betis en la competición. Hace doce meses, los de Setién sumaron un triunfo en la Liga –Alavés (2-0)– y otro en la ida copera –Cádiz (1-2)–, un empate –Getafe (2-2)– y dos derrotas –Valencia (3-6) y Espanyol (1-0)–, en el inicio de una crisis que debe servir ahora de advertencia.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios