El mercado de fichajes en el Betis

Los tiempos de Serra

  • El vicepresidente deportivo maneja con tiento el capítulo de entradas y salidas en un mercado con una elevada inflación

  • Desde Portugal insisten en el interés en Battaglia, una alternativa a Mikel Merino

Lorenzo Serra Ferrer y Alexis Trujillo, en el palco de Butarque. Lorenzo Serra Ferrer y Alexis Trujillo, en el palco de Butarque.

Lorenzo Serra Ferrer y Alexis Trujillo, en el palco de Butarque. / inma flores

Con el sigilo habitual de cada mercado, el vicepresidente deportivo, Lorenzo Serra Ferrer, se maneja con tiento en este arranque del mercadeo de cada verano, tanto en el capítulo de entradas como en el de salidas, ya que en ambos se mostrará activo el club verdiblanco. La elevada inflación con la que han comenzado los movimientos invita a esa calma en las operaciones, a esos contactos para posicionarse en las primeras opciones de la agenda de los técnicos, a la espera de que se pongan a tiro dentro de los parámetros económicos que puede manejar la entidad.

Ahí se enmarca el interés en Rodrigo Battaglia, el centrocampista del Sporting de Portugal, al que desde el país luso volvieron a colocar ayer en la órbita verdiblanca. Como ha venido informando este periódico, los contactos entre el Betis y el entorno del jugador se han venido produciendo en las últimas semanas, después de que los técnicos le hayan realizado un exhaustivo seguimiento durante la temporada.

Battaglia vendría a reforzar la posición de pivote, una de las prioridades de los técnicos, que quieren aumentar la competencia de Javi García. El preferido de Quique Setién para ocupar esa zona es Mikel Merino, aunque la dificultad que entraña la llegada del navarro provoca que los técnicos manejen alternativas como la de Battaglia, el belga Leander Dendoncker o el madridista Marcos Llorente.

Las altas pretensiones del Newcastle, que también juega con el interés de la Real Sociedad y el Athletic, por Mikel Merino provocan que en el Betis se sondeen las otras alternativas principales. En el caso de Battaglia, además, entra en juego la peculiar situación del Sporting de Portugal, con graves problemas institucionales que incluso han provocado las peticiones de salida de jugadores como Rui Patricio o Podence, y a la que también se podrían unir -el plazo para reclamar la ruptura del contrato por los problemas de violencia sufridos finaliza el próximo 14 de junio- el propio Battaglia y otros jugadores como Bast Dost, Gelson Martins, Acuña o Bruno Fernandes.

"Mi idea es salir. Todo lo sufrido me hizo replantearme muchas cosas, sobre todo por mi familia. Mi voluntad era la de continuar, pero todo cambió tras los incidentes", aseguró el propio Battalgia en una entrevista concedida en Argentina. "Entraron 50 personas con la cara tapada y dispuestos a atacar a los jugadores. Había cinco o seis por cada futbolista. Parecía que estábamos viviendo una película, no había escapatoria. Fue un momento muy duro", rememoró el centrocampista argentino.

Si hace unos meses el Sporting solicitaba unos 20 millones de euros por Battaglia, la situación es ahora muy diferente y el precio de salida del argentino sería inferior, de ahí que los verdiblancos hayan mantenido los contactos con el jugador. El Sporting pagó 4,5 millones de euros el pasado año por el 80% de los derechos del argentino, con lo que esa cantidad sería el precio de partida para el Betis, que quiere aprovechar esa incertidumbre que rodea al club lisboeta.

Más complicada es, ahora mismo, una salida de Dendoncker, pese a que el medio belga tiene decidido abandonar este verano el Anderlecht. Su presencia en el Mundial provoca que el club quiera esperar al desarrollo del mismo ante una posible revalorización del jugador, al que ahora tiene tasado en 15 millones de euros, una cantidad desorbitada para los planteamientos del Betis. "No, el Atlético de Madrid ya no es noticia", aseguró ayer el propio jugador desde la concentración de la selección belga, después de que se hubiera especulado con una propuesta del equipo colchonero. "Es verdad que Inglaterra y Alemania son los dos campeonatos que me van mejor, porque son bastante físicos. Luego, mi sueño es España", añadió Dendoncker, ese otro nombre que gusta en el Betis para reforzar la medular.

Con este panorama, Lorenzo Serra Ferrer mantiene la calma. Con el trabajo avanzado de tres fichajes realizados, el Betis no tiene prisa por finalizar esa planificación prevista que, además, también requiere de salidas. Durmisi, Camarasa, Adán... Nombres que están encima de la mesa para que el club verdiblanco llene sus arcas antes de invertir en jugadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios