Prevención

Especialistas subrayan la eficacia de la vacuna antineumocócica

  • Farmacéuticos destacan su rol para informar a la población en temas de inmunización.

La vacuna antineumocócica conjugada trecevalente es altamente efectiva para prevenir la enfermedad neumocócica en niños y adultos. Ésta es la principal conclusión de un encuentro sobre prevención de la enfermedad neumocócica en niños y adultos, celebrada en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid. El papel del farmacéutico es primordial para informar a la población. Según explica Ana María Quintas, vicesecretaria del COFM, "por ejemplo, son muchas las madres que consultan en la farmacia si es necesario poner la vacuna, ya que su pediatra se la ha recomendado". Por lo tanto, "nuestro papel como farmacéuticos es dar consejos sobre la conservación de la vacuna, la dosificación, los intervalos de vacunación y la importancia de que se administren todas las dosis".

La enfermedad neumocócica invasiva (ENI) causada por el Streptococcus pneumoniae (también conocido como neumococo) constituye un importante problema de salud pública debido a su morbilidad y mortalidad, principalmente en los primeros años de vida, en adultos a partir de los 50 años y en pacientes con enfermedades crónicas o inmunodepresoras. El neumococo sigue siendo el patógeno bacteriano más grave, ya que provoca enfermedades invasivas y potencialmente mortales como la meningitis, neumonía bacteriémica, bacteriemia sin foco y sepsis y otras infecciones no invasivas, como es el caso de la neumonía, la otitis media aguda y la sinusitis.

demás, la doctora Teresa Hernández- Sampelayo, Jefe del Servicio de Pediatría del Hospital General Universitario Gregorio Marañón y miembro del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, señala que entre las poblaciones de riesgo, "se encuentran los adultos en situaciones de inmunodepresión con tumores, tratamientos quimioterápicos, inmunosupresores biológicos, asplenia, leucemias, enfermedad de Hodgkin, síndrome nefrótico, trasplantes de órganos sólidos e infección por VIH. Hay además una serie de enfermedades que suponen un riesgo aumentado de padecer enfermedad neumocócica y que las padecen muchos adultos: enfermedades crónicas del riñón, cardiacas, respiratorias, hepáticas, diabetes, tabaquismo o alcoholismo". En estos pacientes es especialmente recomendable la inmunización.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios