Salud y Bienestar

Estimular la memoria corporal facilita la apropiación del movimiento perdido

  • El tiempo para la reorganización de los mapas motores depende de cada persona

El paciente con distonía hace movimientos indeseados o no puede realizar los que quiere produciéndose una especie de confusión. Con el fin de reestructurar la capacidad del sistema nervioso en la codificación del movimiento muchos afectados, sobre todo los músicos, realizan entrenamientos ergonómicos.

En esta dirección, Joaquín Farias, especialista en ergonomía desde hace más de una década, explica "se trabajan una serie de ejercicios que inducen en el afectado al recuerdo que poseían de un movimiento antes de padecer la enfermedad, por ejemplo, abrir y cerrar la manos". El proceso que se basa en el fenómeno de la neuroplasticidad y recibe el nombre de estimulación propioceptiva inductiva no crea nuevos patrones de movimiento si no que accede al código neurológico que bloquea la memoria corporal, y luego se trabaja el entrenamiento de protocolos de movimiento para que se normalicen los mapas motores.

"El tiempo necesario para recordar un movimiento puede ser entre unos segundos y unos meses dependiendo del individuo, por ejemplo, hay músicos con distonía de dedos que recuperan la movilidad totalmente en 6 meses o un año", dice el especialista. Según él, la distonía más complicada es la generalizada porque se producen las contracciones involuntarias de distintas zonas del cuerpo, "aún así, se observa mejora en la capacidad de andar, de abrir y cerrar las manos... en el plazo de 2 años", describe Joaquín Farias quien tiene dos libros publicados sobre esta terapia La rebelión del cuerpo y Tocando sin esfuerzo. "Si al primer síntoma de distonía se trabaja desde la ergonomía se duplican las posibilidades de mejora pues el cuerpo no reestructura los malos movimientos que surgen de la necesidad física, casi refleja, de compensar los síntomas de la patología distónica", dice.

El trabajo de Farias se basa en la comprensión de los mecanismos mediante los cuales los afectados perciben los movimientos de sus cuerpos. Este especialista descubrió que la mayor parte de los músicos afectados por distonía recuperaban momentáneamente y de manera inesperada la capacidad de moverse libremente sin poderse encontrar una razón lógica para ello. Estudiando este fenómeno observo que la coordinación funcional y la disfuncional coexistían simultáneamente en los músicos afectados. Partiendo de este hecho supuso que el cuerpo puede naturalmente reorganizar la coordinación para volver a recuperar el movimiento funcional en un tiempo relativamente corto. El objetivo del tratamiento es facilitar este proceso de reorganización. Paralelamente descubrió que las tensiones involuntarias que se observan durante la ejecución se deben a determinados factores que coinciden en ese momento. "Conociendo estas causas es posible controlarlas pudiéndose inhibir las tensiones indeseadas", argumenta.

Etiquetas

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios