hospitales

Iniciativa para cuidar la salud cardiaca del paciente oncológico

  • Un equipo multidisciplinar del Virgen del Rocío une a oncólogos y cardiólogos

Antonio Ortiz, coordinador Grupo de Trabajo Cardio-Oncologia, y Javier Salvador Bofill, jefe del Servicio de Oncología. Antonio Ortiz, coordinador Grupo de Trabajo Cardio-Oncologia, y Javier Salvador Bofill, jefe del Servicio de Oncología.

Antonio Ortiz, coordinador Grupo de Trabajo Cardio-Oncologia, y Javier Salvador Bofill, jefe del Servicio de Oncología. / m.g.

El trabajo en equipo entre la Unidad de Imagen Cardíaca del Servicio de Cardiología y las áreas de Oncología y Hematología del Hospital Virgen del Rocío, permitirá detectar precozmente el desarrollo de afectación cardíaca provocada por los medicamentos destinados al tratamiento de las enfermedades oncológicas.

La supervivencia de los pacientes con cáncer es cada vez mayor gracias a la efectividad de los agentes quimioterápicos, pero en algunos casos, estos tratamientos pueden afectar al corazón; es lo que se conoce como cardiotoxicidad.

La tecnología actual permite detectar el daño miocárdico antes de que surjan síntomas

Este daño cardíaco puede detectarse y tratarse de forma precoz antes de que el corazón se afecte en mayor grado y para ello es fundamental el empleo de técnicas de diagnóstico por imagen cardíaca y una valoración cardiológica especializada.

Según explica el doctor Antonio Ortiz Carrellán, coordinador de la Unidad de Imagen Cardíaca y Cardiólogo Responsable del Grupo de Trabajo de Cardio-Oncología del citado hospital, "en el momento actual disponemos de técnicas diagnósticas que nos permiten detectar el daño miocárdico antes incluso de que aparezcan síntomas en el paciente, es en este momento donde la aplicación de distintos tratamientos y terapias nos permitiría prevenir un mayor daño del corazón de los pacientes que luchan contra en el cáncer y que cada vez más logran vencerlo; consiguiendo así una mayor supervivencia y calidad de vida".

La colaboración y el trabajo en equipo es la clave del éxito de este grupo multidisciplinar donde participa inicialmente el Servicio de Oncología Médica, que dirige el doctor Javier Salvador, y que también incluirá, entre otros profesionales, a hematólogos y oncólogos radioterapeutas.

La creación de este equipo multidiciplinar viene impulsada desde la Unidad de Imagen Cardíaca y parte del objetivo, cada vez más necesario, de dar respuesta a los pacientes que tras recibir tratamiento quimioterápico y en muchas ocasiones superar al cáncer, se deben enfrentar a un nuevo problema, como son los efectos secundarios que provocan los antineoplásicos. Según sus impulsores, este hecho viene a reflejar que la creación de este tipo de equipos multidisciplinares es clave para mejorar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes que cada día libran una importante batalla contra el cáncer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios