Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

dependencia

Nueva iniciativa para apoyar la labor de las personas cuidadoras

  • Fenin, Cofares y el COFM tratan de poner en valor esta labor y conectarla con la farmacia

Asistentes a la jornada que permitió abordar un problema desde tres sectores distintos. Asistentes a la jornada que permitió abordar un problema desde tres sectores distintos.

Asistentes a la jornada que permitió abordar un problema desde tres sectores distintos. / m.g.

El progresivo envejecimiento de la población, así como el aumento de los enfermos crónicos y dependientes, hace que la figura del cuidador cobre cada día más protagonismo a nivel social. "Nuestra sociedad continúa envejeciendo año tras año, lo que hace que aumente el número de personas dependientes que requieren una atención permanente, y nuestro sistema sanitario no está preparado para dar respuesta a este desafío". Así lo ha explicado Carmen Aláez, adjunta a secretaria general de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria, durante una jornada sobre el valor del cuidador en el sistema sanitario, organizada en colaboración con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid y el Grupo Cofares.

En este acto, se ha presentado la Campaña de Apoyo al Cuidador, una iniciativa puesta en marcha por el sector de tecnología sanitaria con el objetivo de reconocer y poner en valor esta figura no siempre reconocida en nuestra sociedad. El entorno familiar, y en especial las mujeres, siguen siendo el pilar principal del cuidado de personas dependientes en nuestro país en un 85% de los casos. Tal y como detalla Carmen Aláez, "el cuidador o cuidadora principal asume múltiples tareas, dedicando tiempo y energía durante un periodo prolongado, afrontando la diversidad de situaciones complejas que los cuidados conllevan, con el consiguiente impacto físico y psicológico sobre su propia vida".

El entorno familiar, y especialmente las mujeres, sigue siendo el pilar de estas tareas

Esta labor puede llegar a convertirse en una exigencia o en una fuente de frustración, incluso de enfermedad para la persona que realiza este papel. "El deterioro de las relaciones sociales, el bajo rendimiento laboral, los trastornos del sueño, la ansiedad, la depresión o el sentimiento de culpa son, en muchas ocasiones, consecuencias de su cometido", apunta.

En este sentido, según ha puesto de manifiesto Carmen Aláez "desde el sector de la tecnología sanitaria hemos querido iniciar esta campaña para hacer más visible la figura del cuidador en nuestra sociedad. Además, no hay que olvidar, añade, "que la tecnología sanitaria ofrece soluciones que facilitan la labor del cuidador" . Es el caso de las ayudas técnicas y productos de ortopedia, material de cura, material de ostomía, productos para la higiene y desinfección, las terapias domiciliarias (respiratorias, diálisis peritoneal) o las aplicaciones móviles y dispositivos de administración de medicamentos, que ayudan al control y seguimiento de enfermedades".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios