CONTENIDO OFRECIDO POR QUIRÓNSALUD

Conoce los principales riesgos para tu salud ocular

Revisión ocular en el Hospital Quirónsalud Campo de Gibraltar Revisión ocular en el Hospital Quirónsalud Campo de Gibraltar

Revisión ocular en el Hospital Quirónsalud Campo de Gibraltar

La vista es uno de nuestros principales sentidos. Nuestros ojos son para toda la vida y, sin darnos cuenta, los descuidamos muchas veces en nuestro día a día con nuestros hábitos, en muchos casos perjudiciales. Por ello, si implementásemos todos los días una serie de consejos que a continuación vamos a detallar, lograremos prevenir las principales enfermedades que pueden afectar a nuestra salud visual.

En primer lugar, debemos tener en cuenta que es erróneo el pensamiento de que por ver bien nuestros ojos están ya sanos. ¡Nos equivocamos!: la única manera de estar seguro es siempre visitando al oftalmólogo para una revisión completa. “Muchas enfermedades comunes de los ojos como el glaucoma, la enfermedad diabética del ojo, y la degeneración macular relacionada con la edad (DMAE) no suelen presentar signos de aviso. La única manera de detectarlas en sus etapas tempranas es con un examen de los ojos con dilatación de las pupilas”, afirma el Instituto Nacional del Ojo de los Estados Unidos.

Asimismo, llevar una vida saludable (siguiendo la dieta mediterránea, no fumar, hacer ejercicio, y mantenernos en nuestro peso) es clave para la salud de nuestros ojos; así como protegerlos del sol con gafas, especialmente ahora que se acerca el ansiado buen tiempo; protegerlos de los ambientes laborales que puedan ser peligrosos para la salud ocular; aparte de dejar que estos descansen si pasamos mucho rato frente al ordenador o las pantallas; así como el tener cuidado con los fármacos que tomamos (siempre seguir las indicaciones del médico).

Y es que, según advierten los expertos, si no cuidamos en el día a día de nuestros ojos podemos ir perdiendo vista de forma irreparable en gran parte de los casos, o ésta se puede ir dañando, de forma que veremos peor.

Por ejemplo, para aquellas personas que se dediquen a profesiones en las que utilizar gafas de visión puede resultar un inconveniente, como pueden ser los bomberos y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, o bien en el caso de algunos deportistas, donde el uso de gafas dificulta la práctica deportiva, “la cirugía refractiva les puede ser de gran ayuda”, según defiende el jefe de la Unidad de Cirugía Refractiva del Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón de Sevilla, el doctor  Juan Luis García Madrona.

Se trata de procedimientos quirúrgicos que corrigen los defectos de la refracción (miopía, hipermetropía y astigmatismo), cambiando para ello la forma de la córnea, según indica. Actualmente, lo más avanzado asegura, es la cirugía láser con excimer y femtosegundo: “Combina la exactitud y el control en la eliminación del tejido corneal mediante el láser excimer, y las ventajas de aplicarlo directamente en el interior de la córnea en lugar de la superficie corneal, como se hacía anteriormente, gracias a la técnica láser femtosegundo”.

Con este procedimiento afirma que se consigue corregir definitivamente los defectos de la refracción ocular empleando la cirugía láser de principio a fin, “y es que con el láser de femtosegundo se prescinde del uso de cuchilla para el corte”, insiste el especialista. Además, es una técnica con sensor de movimiento, de manera que “se extrema la seguridad de la intervención”, a la par que un procedimiento ambulatorio y con anestesia tópica (gotas en el ojo mediante un colirio).

Entre otras ventajas de esta técnica frente a la mayoría de las existentes en el mercado (Lasik) menciona a que el periodo de recuperación visual es muy rápido; la intervención y el postoperatorio son indoloros; la duración de la intervención es muy breve; permite una rápida recuperación e incorporación laboral a los pocos días de la intervención; o se puede realizar en casos por encima de tres dioptrías.

Ahora bien, el experto alerta de que en cirugía refractiva “no todo lo que se ofrece en el mercado es lo mismo”, según incide el doctor García Madrona, por ello ve muy importante explicar al paciente la técnica que se le va a aplicar en cada caso, ya que no todas son iguales, ni ofrecen los mismos resultados.

Cirugía ocular en el Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón de Sevilla Cirugía ocular en el Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón de Sevilla

Cirugía ocular en el Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón de Sevilla

En estos casos aconseja, a pesar de la pandemia, acudir a un centro sanitario sin miedo para realizar estas consultas puesto que, según asegura, se trata de instalaciones que han diseñado circuitos libres del virus. Los centros Quirónsalud cuentan con el sello ‘Applus+ Protocolo Seguro frente a la COVID-19’, que acreditan su cumplimiento de los estándares de desinfección más exigentes en esta pandemia.

“El precio que vemos publicitado no puede desviarnos de lo verdaderamente importante, que es la técnica que nos aplicarán para corregir nuestros defectos de visión. Ofrecemos técnicas indoloras, sin cuchilla y sin ingreso hospitalario, adecuando los más sofisticados medios diagnósticos y de tratamiento, a las necesidades del paciente”, asegura.

PATOLOGÍAS PREVENIBLES EN EL DÍA A DÍA

Por otro lado, nos encontramos patologías que pueden desarrollarse de forma casi silente con consecuencias a veces irreversibles sobre nuestra salud visual en el día a día.

El doctor Rafael Gil Piña, jefe de Oftalmología del Hospital Quirónsalud Huelva pone el foco en el glaucoma, la segunda causa de ceguera no evitable, en el mundo, que no tiene cura, y que el único tratamiento existente va dirigido a ralentizar la enfermedad, de ahí la importancia de diagnosticarla lo antes posible mediante los exámenes oftalmológicos antes citados, para así frenar su avance antes de que la pérdida de visión sea invalidante y afecte a nuestra calidad de visión

El glaucoma es un grupo de afecciones oculares que dañan el nervio óptico que se produce en la mayoría de los casos por aumento de la Presión Intraocular. Es una enfermedad que puede afectar a cualquier edad, aunque su mayor incidencia se presenta a partir de los 60 años. Afecta en mayor medida a los diabéticos, miopes, a personas de raza negra, pacientes en tratamiento con corticoides y si existen antecedentes familiares de glaucoma.

Se desconoce su origen, aunque según el especialista, hay factores predisponentes como córneas muy delgadas, miopía alta, hipermetropía alta o cirugías oculares. Asimismo, dice que “hay un tipo de glaucoma congénito detectable por corneas muy grandes y por supuesto un elevado factor hereditario”, afirma.

Otra de las patologías más frecuentes serían las cataratas, se producen cuando el cristalino, la lente natural del ojo, pierde opacidad, según afirma la oftalmóloga del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa, la doctora Amparo Toro. Indica que es una patología muy prevalente, siendo la primera causa de pérdida visual en el mundo de forma global, y en los países desarrollados representa una de las patologías más operadas.

Su origen va ligado especialmente con la edad, según prosigue la experta, si bien dice que pueden estar relacionados otros factores como los traumatismos, el uso de fármacos como los corticoides, las enfermedades oculares como la uveítis, las enfermedades sistémicas como la diabetes, o incluso pueden aparecer de forma congénita.

“Los hábitos de vida saludables, una alimentación equilibrada, evitar el tabaco o la sobreexposición solar, pueden suponer un retraso en su aparición, pero, sin lugar a duda, es el diagnóstico precoz el que nos permite resolver este problema satisfactoriamente. El tratamiento es microquirúrgico para reemplazar el cristalino cataratoso por una lente intraocular de excelentes prestaciones que es capaz de compensar defectos refractivos preexistentes, apunta la doctora Amparo Toro.

En última instancia, el doctor Amaro Camacho Tréllez, jefe de Servicio de Oftalmología del Hospital Quirónsalud Campo de Gibraltar apunta a la Degeneración macular asociada a la edad (DMAE), una enfermedad degenerativa progresiva que afecta a la zona central de la retina, la mácula.

Se considera la principal causa de ceguera a partir de los 55 años, siendo por ello la clave para su tratamiento la detección precoz, según defiende, debido a su rápida progresión: “Es importante acudir al especialista ante la aparición de los primeros síntomas o sospechas de alteraciones en la de visión (aparición de una mancha negra fija en el campo visual, percepción distorsionada de imágenes como el cambio de los tamaños, confusión de colores…)”, mantiene.

A su vez, señala que la edad es factor causal dominante, pero es relevante resaltar la influencia de otros agentes como el factor genético que tiene una influencia determinante en esta enfermedad.

En esta línea, la doctora Carmen Gutiérrez Rizo, responsable de la Unidad de  Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) de Quirónsalud Sagrado Corazón (Sevilla) defiende que la terapia nutricional puede frenar el desarrollo de la DMAE: “Está demostrado que la alimentación influye en la visión para bien cuando es adecuada. La dieta mediterránea actúa como prevención en el sentido de que disminuye el riesgo de progresión a formas avanzadas de la enfermedad. Por el contrario, el tabaco y la obesidad suponen factores de riesgo de padecer la DMAE”.