Salud y Bienestar

La adecuada hidratación es esencial durante la infancia

  • A menudo las recomendaciones nutricionales en la infancia olvidan incluir consejos y criterios sobre hidratación

El profesor Javier Aranceta, presidente del comité científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), ha impartido una ponencia sobre hidratación y salud en el niño en el 28º congreso de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap). En su intervención, auspiciada por Solán de Cabras, ha recalcado que pese a que una hidratación adecuada es fundamental en el niño, "a menudo se olvida este aspecto cuando nos referimos a las recomendaciones nutricionales en la infancia".

"El pediatra, en su consulta, debería considerar y promover el mantenimiento de un buen estado de hidratación como uno de los hábitos saludables de la población infantil: a los niños, como parte de su educación nutricional, se les debería enseñar cuánto y cómo beber de manera sana, dándoles la posibilidad de beber agua a lo largo del día. Del mismo modo y tal como han recomendado las sociedades médicas del ámbito infantil, los padres deberían tener en cuenta que el agua y la leche son bebidas fundamentales en el niño y en el adolescente", ha recordado.

Entre las ventajas que supone el consumo de agua en edad pediátrica, Aranceta ha subrayado que, al no contener energía, puede aumentar la sensación de plenitud y saciedad si se ingiere con las comidas, desplazando el consumo de otras bebidas menos recomendables, como los zumos envasados, néctares, batidos y refrescos carbonatados. Además, parece que produce una mayor termogénesis y tiene una respuesta fisiológica renal adecuada, lo que podría contribuir a la prevención del sobrepeso y de las alteraciones en el metabolismo de la glucosa.

"En el nacimiento, el contenido total corporal de agua alcanza el 75% de peso corporal, un porcentaje que disminuye en el primer año de vida hasta el 60%, cifra que se mantiene en la edad adulta. También la distribución de agua en el organismo cambia de manera considerable durante la infancia: en el recién nacido, la cantidad de agua en el espacio extracelular respecto al peso corporal total es del 45%, la mayor que en cualquier otra etapa de la vida; en los adultos es el 20% y sólo se alcanza a partir de los tres años.

Tags

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios