Salud y Bienestar

El consumo de agua fluorada es la mejor medida para evitar las caries

  • Aunque en España no ha sido una opción muy extendida, expertos creen que añadir artificialmente flúor al agua corriente es la mejor estrategia preventiva

Comentarios 6

La caries dental afecta a los niños más que cualquier otra enfermedad infecciosa crónica. La caries dental, si no es tratada, puede causar dolor e infecciones que impiden comer, hablar, jugar y aprender. Añadir de modo controlado un compuesto de fluoruro a los suministros de agua pública se considera la manera más efectiva para prevenir las caries, según indica la Academia de Odontología General de Estados Unidos, tras un estudio publicado en General Dentistry. El fluoruro hace que la estructura del diente sea más resistente a las caries y fomenta la remineralización, que ayuda a reparar las caries tempranas antes daño pueda notarse", afirma el estudio, defendiendo que la fuente más eficaz de fluoruro a la fluoración del agua.

Allí en Estados Unidos, la fluorización del agua pública es una práctica extendida. La portavoz de la Academia de Odontología General, Cinthya Sherwood, afirma que "en lugar de taladrar agujeros, los dentistas prefieren en primer lugar educar al público sobre cómo evitar el desarrollo de la caries". En su opinión, "beber agua del grifo para recibir el fluoruro es seguro, y es mejor para su billetera que ir al dentista para un empaste".

La OMS establece que la concentración óptima de fluoruro en el agua de consumo sea de 1,5 miligramos por litro como máximo, aunque este valor puede variar según las condiciones climatológicas y de consumo de agua de la población. En algunos lugares como África, China y la India, la fluoración natural del agua sobrepasa los niveles recomendados. Esta situación también sucede en las Islas Canarias, donde el agua contiene altos nivele. En España, la primeras experiencias de fluoración del agua empezaron en Andalucía en la década de los ochenta, concretamente en El Pedroso, Sevilla, y en Benalmádena, Málaga. Existen algunas Comunidades Autónomas que han desarrollado leyes al respecto, como Andalucía, Extremadura, Cantabria. Según algunas estimaciones, algo más del 10% de la población consume agua fluorada. Posiblemente País Vasco y Andalucía sumen la mayor parte de las plantas de fluoración existentes en España. Por otro lado, los municipios con agua natural fluorada no son demasiados. Según un estudio de la Universidad de Valencia, en los noventa había 36 municipios abastecidos con agua corriente con suficientes niveles de fluoruro.

La evaluación de su eficacia se ha realizado en España en pocas ocasiones. En los noventa, en la provincia de Girona, se probó que el porcentaje de reducción de caries fue del 20%. Conocer sus beneficios en población adulta es más dificil por la escasez de estudios. La importancia del estudio publicado ahora reside en que Estados Unidos es el país donde la implementación de la fluoración ha tenido mayor repercusión, por sus más de 50 años en práctica. En Europa, salvo Irlanda la práctica está menos extendida.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios