Tratamientos

El cumplimiento terapéutico es clave contra la esclerosis múltiple

  • Los dispositivos autoinyectables facilitan un adecuado control de la medicación.

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad que produce lesiones desmielinizantes, neurodegenerativas y crónicas del sistema nervioso central. Aunque no hay cura, existen tratamientos eficaces. Al ser tratamientos crónicos y tratarse de una patología que afecta a las calidad de vida de las personas que la padecen, el cumplimiento terapéutico es un objetivo clave para los especialistas. Para Oscar Fernández, jefe del Servicio de Neurología de Hospital Carlos Haya, de Málaga, "la adherencia al tratamiento es fundamental". Según explica, "hay datos que han demostrado que si el paciente recibe menos del 70% de las dosis que están indicadas el tratamiento pierde la eficacia".

Por ello, el papel del especialista y del equipo de Enfermería es muy importante a la hora de informar y tutelar al paciente en el proceso. Las personas afectadas por EM deben inyectarse la medicación con regularidad y eso puede influir en el cumplimiento. Para Fernández, una herramienta muy útil en este sentido son los autoinyectores, como Rebismart de MerckSerono. "Se trata de una innovación tecnológica importante porque el paciente no ve la aguja, se puede programar la velocidad y la profundidad de la inyección así como otras variables que permiten que el enfermo adapte la inyección a sus necesidades", explica.

El dispositivo electrónico está pensado para la administración del medicamento interferón beta 1a Rebif indicado para el tratamiento de esta enfermedad. Su objetivo es ayudar al paciente a cumplir bien su tratamiento, de dos o tres dosis semanales, y permite al especialista realizar un seguimiento certero. Además, segura que destaca el hecho que los pacientes que presentan fobia a las agujas o al dolor, podrían tener mejor adherencia al tratamiento.

Por otro lado, "el dispositivo se conecta a un ordenador y podemos recopilar información del tratamiento para mejorar el control terapéutico", explica el experto. Se puede ver el historial de dosis, un calendario que recoge las tomas que ha realizado el paciente y permite ajustar velocidad, profundidad y tiempo de inyección, son 3 opciones que se adaptan de acuerdo al biotipo del paciente. Saber el número de dosis que se ha administrado el paciente permite, según Fernández, "concienciar mejor a los enfermos en el manejo y el tratamiento de su enfermedad". De hecho, este especialista subraya que se han hecho estudios que ya han demostrado que este tipo de dispositivos permiten mejorar la adherencia a nivel terapéutico y facilitar el control y la vigilancia por parte del facultativo. "La única medicina que no funciona es la que no se toma", afirma.

A la hora de supervisar el cumplimiento y mejorar la adherencia el personal de enfermería tiene un papel fundamental. "Son los que entregan, explican, enseñan a utilizar el dispositivo y participan de todo el proceso terapéutico de manera importante", subraya Oscar Fernández.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios