Salud y Bienestar

El 94% de las personas con alzhéimer son atendidas por sus familiares

  • Asociaciones de afectados reivindican políticas de protección para las cuidadoras. Ocho de cada diez personas encargadas de los cuidados son mujeres de entre 45 y 65 años.

"En los últimos años se ha avanzado mucho en profesionalización, en terapias y detección precoz, pero poco en el cuidador familiar, quien se enfrenta a un camino largo y muy duro», advertía ayer Milagros Carvajal, presidenta de la Federación Regional de Asociaciones de Familiares de Alzhéimer (Afacayle), al recordar que el 94% de los enfermos son atendidos por familiares. El Día Internacional del Alzhéimer que se celebró ayer viernes en todo el mundo bajo el lema 'Con C de cuidador', quiere reivindicar y reconocer este año el protagonismo de estas personas . Una letra, la C, con la que comienzan también otras palabras muy ligadas a esta demencia, como cariño, colaboración o compromiso.

"El Alzheimer es un problema socio-sanitario de carácter global, que afecta a quien la sufre directamente, pero también a la familia, que asume la función principal de cuidar de la persona enferma. La familia ha sido el marco en que las personas dependientes han desarrollado su vida y han recibido las atenciones que precisaban. El cuidado familiar está supliendo en buena medida la responsabilidad de los sistemas sociales y sanitarios que deberían ser, en cualquier caso, los principales agentes proveedores de los servicios y atenciones que este colectivo precisa y demanda", Cheles Cantabrana, presidenta de la Confederación Española de Alzheimer (Ceafa).

Según el estudio 'El cuidador en España', elaborado por Ceafa con la colaboración de la Fundación Sanitas este 2016, uno de cada cuatro hogares en España se ve afectado por un familiar con Alzheimer, por lo que el cuidador familiar debe ser objeto de atención preferente en las políticas de protección. Según la evidencia disponible, de 2011, la mayor parte de estas personas son mujeres y generalmente familiares directos (esposas, hijas y nueras). De hecho, ocho de cada diez personas que están cuidando a un familiar en nuestro país son mujeres entre 45 y 65 años de edad.

Según los datos de la Fundación Alzheimer España y la Universidad Complutense de Madrid, estas mujeres dedican una media de 125 horas semanales, casi 18 horas al día, durante una media de seis años. Esta labor lastra enormemente la calidad de vida y la salud.Hasta uno de cada tres (30%) toma psicofármacos incluso después de la muerte del enfermo. Todo esto acarrea también limitar exageradamente el tiempo para el ocio y las relaciones sociales. Según los datos publicados, el 35% presenta algún episodio de depresión tras el fallecimiento del familiar (frente al 55% de los cuidadores en activo), mientras que el 33 por ciento tiene algún problema de ansiedad )(frente al 42% de los cuidadores en activo).

Desde la Confederación Andaluza de Federaciones de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras Demencias (Confeafa) se suman a estas reivindicaciones subrayando que "el cuidador es el gran desatendido", según Ángela García Cañete presidenta de esta entidad. Asimismo, han querido reivindicar la firma en el menor tiempo posible de la Estrategia Alzheimer 2020 con la Administración autonómica y que los hospitales comarcales cuenten con la especialidad de neurología. Ante la finalización del Plan Andaluz de Alzheimer, y desarrolladas las líneas de la Estrategia Alzheimer 2020, la confederación solicita tanto la firma inmediata como que dicha iniciativa "esté dotada de partida presupuestaria durante la vigencia de la misma", para que "dé estabilidad y calidad al colectivo en Andalucía", que desde 2014 "está en el aire".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios