El Palquillo

San Esteban tilda de incapaz al delegado del Martes Santo y de insolidarias a las hermandades

Nazarenos de San Esteban saliendo de su iglesia.

Nazarenos de San Esteban saliendo de su iglesia. / Juan Carlos Muñoz

Las costuras del Martes Santos han reventado por la Puerta de Carmona. La Hermandad de San Esteban ha mandado dos cartas al presidentes del Consejo de Cofradías, Francisco Vélez; y a las siete cofradías restantes del Martes Santo, en la que se muestra profundamente molesta tras mantenerse la misma configuración del pasado año con la que se siente perjudicada. En la primera misiva, se tacha al delegado del día, Daniel Perera, de incapaz para resolver la cuestión; mientras que en la segunda tacha de insolidarias a las demás hermandades por no atender sus peticiones.

"La junta de gobierno se siente profundamente molesta y defraudada por la actuación del señor delegado del Martes Santo, ya que, animado por sus indicaciones, le presentamos dos alternativas que, en modo alguno, eran las mejores opciones para nuestra corporación", explica el hermano mayor, Jesús Bustamante, en la carta remitida al presidente del Consejo. 

Bustamante señala que en la reunión mantenida el pasado 29 de enero para analizar la configuración del día, el delegado aseguró que una de las propuestas planteadas por San Esteban "era válida" y que "podría mejorar la que se llevó a cabo el pasado Martes Santo". Sin embargo, lamenta el hermano mayor de San Esteban, que el delegado no hiciera valer esa configuración. "Por el contrario, su actuación, lejos de contribuir a facilitar y coordinar el entendimiento entre las hermandades implicadas, se limitó a reiterar 'como mejor opción, técnicamente viable' la distribución y el orden del año pasado y con los que nuestra hermandad soportó un enorme perjuicio".

Ante ello, San Esteban lamenta "la falta de empatía y voluntad" de Perera y considera "que no se ha mostrado como un interlocutor válido ni capaz para resolver la situación".

La corporación de la Puerta de Carmona solicita una reunión directamente al presidente para exponerle las propuestas y "alcanzar una pronta y satisfactoria solución a este puntual desacuerdo".

Frustración y malestar con el resto de hermandades

En la segunda de las cartas, también dando cumplimiento a lo acordado en el cabildo de oficiales del pasado martes, San Esteban ha recriminado al resto de hermandades lo que entiende que ha sido una actitud "insolidaria". La hermandad muestra su "frustración y malestar" porque en la reunión del 29 de enero no se abordara ninguna alternativa posible con la cual "no se sintiera discriminada de forma tan evidente".

La hermandad alerta de que manteniendo la configuración de la Semana Santa de 2019 "se están despreciando los derechos que nuestra antigüedad y la tradición mantenida por las cofradías de Sevilla nos otorgan" y se muestra sorprendida por el cambio de opinión del resto de hermandades, que el año pasado decían el plan del Consejo era inviable y que causaba un perjuicio a la corporación.

"Es triste y muy doloroso admitir que toda la empatía, solidaridad y esfuerzo demostrados por la Hermandad de San Esteban y el empeño de mostrar alguna alternativa, se han visto recompensadas con la tajante negativa por parte del resto de hermandades implicadas , ya que siempre es más fácil decir 'no' que esforzarse en encontrar una solución que, aunque no satisfaga a todos, el menos, no perjudique o agrave especialmente a alguna de las partes afectadas", añade la carta.

Ante ello, la hermandad señala que no puede permitir que se cometan "injustas arbitrariedades" ni aceptar "los graves perjuicios" que le han ocasionado. En cualquier caso, desde San Estaban hacen un llamamiento "a la generosidad y solidaridad" para que se reconsidere la situación y vuelva a una senda de entendimiento que lleve a retomar la unión entre todas las hermandades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios