Precaución ante el coronavirus

El grueso de las hermandades de Sevilla mantiene los ensayos de los costaleros para Semana Santa

Varias cofradías suspenden los ensayos de costaleros por precaución frente al coronavirus.

Varias cofradías suspenden los ensayos de costaleros por precaución frente al coronavirus. / Belén Vargas

La preocupación por el coronavirus llega a las trabajaderas de manera contenida. El grueso de las hermandades mantiene la calma y los ensayos de costaleros, pese a que varias hermandades anunciaron que suspendían sus ensayos de costaleros para evitar posibles contagios. La primera hermandad en anunciar esta medida fue la de los Estudiantes, que desconvocó el entrenamiento previsto para la noche del miércoles. Como fichas de dominó, otras hermandades han dado a conocer a lo largo del día que seguían los pasos de la cofradía universitaria. Así, San Esteban o la Lanzada anulaban sus correspondientes ensayos.

Tras las recomendaciones de la Archidiócesis para que se evitaran los besos y el contacto con las imágenes sagradas en sus besamanos y besapiés, que ha provocado, por ejemplo, que el Gran Poder elimine el besapiés permanente del Señor, el foco ha virado hacia los costaleros. Un colectivo que puede ser vulnerable si tiene en cuenta la presencia de muchas personas haciendo un ejercicio físico importante en un espacio tan reducido como una parihuela. La primera hermandad en poner la venda antes de que surja la herida fue la de los Estudiantes. La hermandad informó a los hermanos de la suspensión de su ensayo de costaleros. “Entendemos que ahora mismo no es necesario o fundamental realizar un ensayo por la situación en la que estamos. Tenemos que pensar en los hermanos. Nuestras cuadrillas están cuajadas y nos es vital que se hagan los ensayos”, explicó a este periódico el hermano mayor, Jesús Resa.

La corporación del Martes Santo tomó esta determinación tras las recomendaciones sanitarias y para prevenir posibles contagios bajo las trabajaderas. De momento la hermandad mantiene el ensayo previsto para la próxima semana, aunque también podría suspenderse en función de como vayan los acontecimientos. Ya se había realizado la igualá y un primer ensayo.

El capataz general de la hermanad, Antonio Santiago, que además lo es también de las Penas de San Vicente, el Cristo de Burgos, la Mortaja y la Resurrección, indicó que se recomienda a los costaleros que sigan las normas dictadas por las autoridades sanitarias.

Otra hermandad que ha dado por finalizados sus ensayos es la de San Esteban. Así lo señaló el capataz del paso de misterio, tras el último ensayo celebrado el martes. En esta caso, el hermano mayor, Jesús Bustamante, aclaró que la suspensión no tenía que ver con el coronavirus, sino que se consideraba que los costaleros estaban ya lo suficientemente preparados y no requerían de más entrenamientos.

La Hermandad de San Isidoro informaba por correo electrónico a los hermanos que como medidas de prevención del contagio del coronavirus, quedaban suspendidos tanto la misa para ganar la indulgencia por el año Jubilar Lauretano, como la posterior comida con motivo del cuarenta aniversario de la cuadrilla de hermanos costaleros del paso de Nuestra Señora de Loreto, actos que iban a celebrase en el Acar de Tablada el próximo sábado.

El capataz Ernesto Sanguino, responsable de las hermandades del Dulce Nombre de Bellavista, la Paz, o los pasos del Señor de la Sentencia y la Piedad del Baratillo, advirtió a este periódico que le preocupa la incidencia tan negativa que una hipotética suspensión de la Semana Santa o la Feria de Abril tendría para economía sevillana y muchas familias.

En el caso de los costaleros, Sanguino aseveró que sería problemático que hubiera algún contagiado en una cuadrilla: “Si ponen a una cuadrilla en cuarentena sería difícil encontrar a 60 costaleros nuevos. Esto es una labor de grupo, por eso se ensaya. Pero creo que hay que mantener la calma y no ser alarmistas”.

Sanguino añade que los ensayos hoy en día tienen más sentido para hacer grupo que por criterios técnicos, puesto que todas las cuadrillas sevillanas tienen un nivel alto. “Todas han hecho la igualá y han tenido algún ensayo, por lo que no pasaría nada si no se ensaya más. Es igual que la cuaresma fuera muy lluviosa”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios