Sevilla

Abuelo borracho a la fuga en Sevilla

  • La Policía Local intercepta a un motorista septuagenario que huyó en contramano por las calles de Ciudad Jardín

  • Pilotaba de forma irregular y dio positivo en la prueba de alcoholemia

Un policía practica la prueba de alcoholemia al anciano que se dio a la fuga.

Un policía practica la prueba de alcoholemia al anciano que se dio a la fuga. / Emergencias Sevilla

Un anciano de más de 70 años protagonizó este martes una persecución con la Policía Local de Sevilla, que transcurrió por distintas calles del barrio de la Ciudad Jardín. El septuagenario iba en un ciclomotor y se metió en contramano por varias zonas, hasta que fue interceptado por los agentes municipales. Dio positivo en la prueba de alcoholemia.

Los agentes le dieron el alto al percatarse de que el motorista iba conduciendo de manera irregular, con evidentes signos de haber bebido alcohol. La sorpresa para los policías fue que, al pararlo, el hombre se dio a la fuga pilotando la moto en dirección contraria a la establecida en varias calles.

Al interceptarlo, fue sometido a la prueba de alcoholemia, que arrojó un resultado positivo. Los agentes lo denunciaron por circular bajo los efectos del alcohol, según informó este miércoles el servicio de Emergencias del Ayuntamiento de Sevilla.

No es el primer incidente de tráfico que se registra en Sevilla en las últimas semanas motivado por conductores borrachos. Desde mediados de febrero se cuentan hasta cinco episodios de cierta gravedad originados por el consumo de alcohol al volante.

Así, la noche del 22 de febrero se produjo un accidente con tres personas heridas en Los Bermejales, en el cruce entre la avenida de Jerez y la de Finlandia. Los tres ocupantes de un coche tuvieron que ser hospitalizados tras ser embestido su vehículo por otro, cuyo conductor superó el triple de la tasa máxima de alcoholemia permitida.

Dos días antes, el día 20, una joven de 24 años resultó herida grave tras ser atropellada por un turismo en la calle José Saramago. La conductora, de 30 años, superaba en un 40% la tasa máxima permitida en la alcoholemia. El siniestro ocurrió a plena luz del día, sobre las cuatro y cuarto de la tarde.

A la misma hora, pero cinco días atrás, el 15 de febrero, un conductor de 50 años que superaba el doble de lo permitido en la alcoholemia perdió el control de su coche y chocó contra dos vehículos estacionados. Como consecuencia del impacto, terminó volcando. El vehículo quedó boca abajo en mitad de la calle Torneo, mientras que el conductor sufrió lesiones leves. 

El día 14, un hombre de 63 años, sin permiso de conducir, chocó contra otros vehículos cuando pretendía aparcar en la calle Ciudad de Buñol, en el Parque Alcosa. Iba muy ebrio. Multiplicaba por diez la tasa máxima permitida. La Policía Local le intervino y retiró el vehículo al ser reincidente. Afortunadamente no hubo heridos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios