Sevilla

El Aeropuerto de Sevilla inaugura su nueva zona de llegadas internacionales

  • Las instalaciones cuentan con tres cabinas para el control de pasaportes, seis equipos para la verificación de documentos por biometría, dos cintas para la recogida de equipajes y una nueva zona de aduanas 

Fachada de la nueva zona de llegadas internacionales del aeropuerto de Sevilla. Fachada de la nueva zona de llegadas internacionales del aeropuerto de Sevilla.

Fachada de la nueva zona de llegadas internacionales del aeropuerto de Sevilla. / Aena

El Aeropuerto de Sevilla acaba de poner en servicio la nueva zona de llegadas internacionales no Schengen del edificio terminal. Este hito representa un importante avance en el marco de las obras de reforma y ampliación de las instalaciones, que arrancaron a finales de mayo de 2019. Estas dependencias, que ocupan alrededor de 2.700 metros cuadrados, se ubican en lo que será la parte norte del terminal, en cuya planta superior continúan los trabajos de ejecución de la zona de salidas internacionales no Schengen. Una vez finalizados dichos trabajos, ambas plantas estarán conectadas por un ascensor panorámico y escaleras mecánicas.

El primer vuelo internacional que ha desembarcado en las nuevas llegadas lo hizo a última hora de la tarde de ayer, procedente de Londres y operado por British Airways. El segundo aterrizó poco después, bajo la librea de Ryanair y con origen en Mánchester. Precisamente, la aerolínea irlandesa volverá a hacer uso a mediodía de hoy de esta zona, con un vuelo procedente de Dublín. Con anterioridad a la puesta en servicio de esta zona, el aeropuerto ha trasladado la operativa de las llegadas internacionales no Schengen desde la parte antigua del terminal a la nueva y ha desarrollado diferentes pruebas previas para abrir con las mayores garantías.

Los primeros pasajeros en el nuevo control de pasaportes. Los primeros pasajeros en el nuevo control de pasaportes.

Los primeros pasajeros en el nuevo control de pasaportes. / Aena

También se ha actualizado el Plan de Autoprotección del aeropuerto y se ha realizado un simulacro de evacuación en las nuevas dependencias, con el objetivo de comprobar el funcionamiento de los procedimientos recogidos en el dicho plan, así como la coordinación entre los efectivos (externos e internos) que intervendrían en la atención a una posible incidencia en las instalaciones. El director del aeropuerto, Jesús Caballero, ha puesto de relieve el esfuerzo realizado para cumplir los plazos de la obra, pese al parón sufrido durante el estado de alarma. No en vano, se han duplicado los turnos de trabajo, lo que ha permitido avanzar día y noche en la ejecución del proyecto.

Dotación de las nuevas instalaciones

Control pasaportes y ABC System. Control pasaportes y ABC System.

Control pasaportes y ABC System. / Aena

La excepcional coyuntura derivada de la Covid 19 ha llevado a revisar la planificación inicial de la obra, ante la necesidad de incorporar las medidas recomendadas por las autoridades competentes (controles sanitarios, marcas de distanciamiento social, mamparas protectoras, información al público…). Todas ellas están implementadas ya en las nuevas llegadas internacionales de la zona norte.

En cuanto al equipamiento, las instalaciones disponen de dos cintas de recogida de equipajes, tres pasillos antirretorno, zona de aduanas, una oficina tax free (para la devolución de impuestos), dos núcleos de aseos, tres cabinas para el control de pasaportes y seis equipos ABC System. Los equipos ABC permitirán agilizar el control de pasaportes, al tratarse de un sistema automático que realiza la identificación y verificación de documentos en pocos segundos. Con una capacidad de procesamiento de 150 pasajeros a la hora cada uno, cuentan con un doble mecanismo de comprobación: biometría y huella dactilar.

Por otra parte, se han instalado cuatro pantallas de información al público y dos videowall de grandes dimensiones: uno de 2,4 metros de altura por 6 de ancho para ofrecer al usuario información práctica sobre el aeropuerto y otro de 2,2 metros por 4,3 para la proyección de vídeos promocionales. Por último, se han habilitado 580 metros cuadrados para oficinas, además de un acceso exterior destinado a las tripulaciones de vuelos ejecutivos.

Urbanización del entorno

La entrada en funcionamiento de esta área ha conllevado una importante actuación de urbanización en el entorno, que ha afectado a 4.200 metros cuadrados de superficie. Estos trabajos han incluido la reordenación de la circulación en el lado aire, el despliegue de 600 metros cuadrados de nuevo acerado y la disposición de 60 nuevas plazas de aparcamiento para los vehículos de los agentes handling (empresas que ofrecen servicios en tierra a las compañías aéreas).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios