Sevilla

Astilleros afirma tener carga de trabajo hasta mediados de 2010

  • Los impagos que acumula la factoría hispalense con sus empresas auxiliares ascienden a 15 millones de euros, lo que ha provocado más de 600 despidos

Comentarios 4

Astilleros de Sevilla aseguró ayer tener carga de trabajo hasta mediados de 2010, tras la botadura del EDT Jane, un buque de apoyo a plataformas petrolíferas de última generación, e indicó que está negociando "activamente" la consecución de nuevos contratos dentro del mercado Offshore.

De esta forma, la factoría responde a la denuncia de la industria auxiliar de los Astilleros que recientemente informó acerca del despido de 600 trabajadores de sus empresas por culpa de la deuda que la compañía tiene con ellos, que cifran en 15 millones de euros entre pagos atrasados y compromisos de pago pendientes de vencer en los próximos meses. El portavoz de la industria auxiliar, José Miguel Sáez Moreno, ha lamentado que por falta de financiación "se está dejando caer" a una empresa como Astilleros, que considera "estratégica" por el empleo y las exportaciones que genera.

Tanto CCOO como UGT han informado a este periódico que "por el momento" no convocarán movilizaciones en contra de los despidos del 30% de la plantilla de las empresas auxiliares, que suman 2.000 empleados, debido a que la mayoría del personal de ambos sindicatos "se encuentra de vacaciones".

Por su parte, Astilleros de Sevilla indicó que la factoría hispalense está construyendo en estos momentos otro buque gemelo al botado ayer y un buque ferry para un armador nórdico, lo que proporciona "una carga de trabajo hasta mediados del 2010".

El acto de botadura del EDT Jane, un buque de apoyo a plataformas petrolíferas de última generación encargado por la empresa armadora chipriota EDT Offshore, tuvo lugar ayer en las instalaciones de la factoría hispalense.

Intervino como madrina la directora de la empresa armadora, Jane Melas, que da nombre al buque. Según la empresa, esta botadura es "un gran hito", ya que representa la botadura del primer barco contratado directamente por Astilleros de Sevilla tras la privatización.

El buque está reforzado para la navegación en zonas de hielo, preparado para el transporte de mercancías de bajo punto de inflamación, y está dotado del denominado sistema de posicionamiento dinámico, que permite fijar la posición del buque de apoyo a plataformas petrolíferas, incluso en las peores circunstancias de operación en alta mar.

El EDT Jane, con 88,8 metros de eslora, una capacidad de carga de 4.700 toneladas de peso muerto, es la construcción C-008 de la factoría sevillana, por lo que, según señaló, "se trata de uno de los proyectos tecnológicamente más avanzados de cuantos ha realizado hasta la fecha Astilleros de Sevilla, lo que coloca a la factoría hispalense a la vanguardia del sector constructor naval en cuanto a diversificación de producto, nuevo diseño e investigación".

600

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios