Contenido ofrecido por CSIF

CSIF Sanidad Sevilla inicia un estudio pionero sobre el síndrome del “Burnout” entre el personal administrativo del SAS

  • La iniciativa surge al constatar la inexistencia, tanto a nivel nacional como internacional, de análisis especializados, con una muestra lo suficientemente amplia, para extraer resultados concluyentes entre dicho colectivo profesional, fundamental para la sanidad pública

CSIF Sanidad Sevilla inicia un estudio pionero sobre el síndrome del “Burnout” entre el personal administrativo del SAS

CSIF Sanidad Sevilla inicia un estudio pionero sobre el síndrome del “Burnout” entre el personal administrativo del SAS

La Unión Provincial en Sevilla de CSIF, primera fuerza sindical multiprofesional del Servicio Andaluz de Salud (SAS), iniciará en las próximas semanas un estudio sobre el síndrome del trabajador quemado o “burnout” de carácter pionero, al centrarse en el personal que desarrolla tareas administrativas en la sanidad pública.

Como explica la responsable de CSIF Sanidad Sevilla, Silvia Zafra Romero, la iniciativa surge en el seno de la central sindical “al constatar la inexistencia, tanto a nivel nacional como internacional, de análisis especializados, con una muestra lo suficientemente amplia, para extraer resultados concluyentes entre dicho colectivo profesional, fundamental para la sanidad pública”.

Este proyecto de la Unión Provincial de CSIF en Sevilla se suma a otras herramientas ya operativas en la central sindical, como la campaña a nivel andaluz “’Yo cuido la sanidad pública”, con la que se quiere visibilizar la necesidad de reforzar plantillas y mejorar las condiciones de los profesionales del SAS. También cabe destacar el servicio de gabinete psicosocial “CSIF Ayuda”, que ofrece a afiliados y afiliadas un servicio gratuito de asesoramiento, defensa y apoyo frente a riesgos psicosociales, entre los que, además del “burnout”, se encuentran el acoso laboral, violencia en el trabajo, estrés, acoso sexual o adicciones.

Reivindicación de CSIF

En enero de 2023, CSIF volvió a pedir que el ‘burnout’ se considere enfermedad profesional, dado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó en 2019 esta dolencia en su catálogo de enfermedades profesionales. Fue la segunda vez que CSIF realizó esta petición, “lamentando que nuestra legislación siga sin incluirlo, cinco años después de la decisión de la OMS, lo que supone un perjuicio irreparable para las personas trabajadoras que padezcan esta patología”.

CSIF Sanidad Sevilla traducirá sus conclusiones en propuestas concretas. “Las trasladaremos a la Administración, que es la competente para la búsqueda de soluciones para estos profesionales tan importantes para CSIF y que muchas veces resultan invisibles frente a otros colectivos sanitarios”.

El análisis, dirigido por CSIF Sanidad Sevilla, incluirá un cuestionario anónimo, de carácter voluntario, con 64 preguntas, desarrollado por especialistas del sector y capaz de medir tanto el desgaste profesional de cada individuo como el impacto en su calidad de vida. Las personas participantes, de cualquier nivel de estudios, pertenecen a las categorías de auxiliar administrativo, administrativo, celador-conductor, técnico de función o jefe de grupo, tanto de atención primaria como de atención hospitalaria, “desde profesionales recién incorporados, a perfiles curriculares con más de 25 años de servicio”.

El síndrome del “burnout” afecta al trabajador mediante un agotamiento emocional, físico y psicológico, como consecuencia de la exposición a unas condiciones organizativas nocivas. Se trata de un caso muy común en profesiones con grandes responsabilidades y alto nivel de interacción con los usuarios, como es el caso de la sanidad, pero también en la docencia o la seguridad. Entre sus consecuencias más significativas, destaca el gran desgaste emocional, la despersonalización del trabajador y el autohostigamiento, que se manifiesta en la pérdida de confianza en las propias capacidades.