Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Nueva ordenanza

Mascotas en el transporte público, un reto normativo

  • La nueva normativa sobre tenencia de animales permitirá las colonias de gatos controladas

Una colonia de gatos en un solar abandonado. Una colonia de gatos en un solar abandonado.

Una colonia de gatos en un solar abandonado. / D. S.

Comentarios 4

El Ayuntamiento de Sevilla está preparando una nueva ordenanza que abordará la protección, bienestar y tenencia responsable de animales. Su borrador –cuya finalización se prevé para octubre– está siendo elaborado por el primer Consejo Municipal de Protección y Bienestar Animal (Compba), constituido en septiembre de 2017. El objetivo de esta nueva normativa, según detalló el delegado de Empleo y Bienestar Social, Juan Manuel Flores, es “colocar a la capital andaluza entre las ciudades europeas más avanzadas en la implantación de políticas de convivencia y protección animal”.

Una vez que se cuente con el primer texto de la normativa, se someterá a exposición pública para su posterior aprobación plenaria. La ordenanza que existe actualmente sobre este asunto no es muy antigua, data de 2011, pero como indicó Flores, la concienciación cada vez mayor de los ciudadanos sobre el cuidado animal y la convivencia con las mascotas obligan a elaborar una nueva.

Entre los aspectos a tratar por la ordenanza se encuentra el acompañamiento de los animales en el transporte público. El concejal socialista recordó que en bastantes ciudades europeas se permite llevar mascotas en el metro, una posibilidad mucho más limitada en transportes en superficie, como el autobús o el tranvía.

Dicha cuestión adquiere especial importancia tras dar a conocer este periódico que Tussam modificará su reglamento para que los canes puedan viajar en autobús, siempre con una serie de condiciones: evitar las horas punta y hacerlo con bozal. Hasta ahora sólo estaban permitidos los perros guía y aquéllos de pequeño tamaño que fueran en jaulas.

Otro ámbito importante que se regulará en la nueva normativa afecta a las colonias de gato, un asunto que los últimos años ha suscitado una gran polémica entren las asociaciones animalistas y los vecinos. Según ha podido saber este periódico, la intención del consejo que ha redactado el borrador es que, en determinados casos y siempre que se cumplan los requisitos establecidos, se permitan colonias controladas. En ellas intervendrán especialistas que harán las veces de “cuidadores”. Los felinos que las conformen han de ser vacunados y esterilizados para evitar infecciones –como la transmisión de pulgas– y una superpoblación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios