Sevilla

Los cinco sevillanos acusados de la violación en San Fermín seguirán en prisión

  • Uno de los magistrados emite un voto particular en el que aboga por la puesta en libertad y la imposición de una fianza de 6.000 euros

Los cinco sevillanos en una foto que ellos mismos se hicieron durante los pasados Sanfermines. Los cinco sevillanos en una foto que ellos mismos se hicieron durante los pasados Sanfermines.

Los cinco sevillanos en una foto que ellos mismos se hicieron durante los pasados Sanfermines. / D. S.

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha desestimado los recursos interpuestos por las defensas de los cinco jóvenes sevillanos acusados de la supuesta violación en grupo cometida el 7 de julio de 2016 y ha acordado mantener la prisión provisional de todos ellos por el riesgo de fuga y de posibilidad de reiteración delictiva.

Esta decisión cuenta con el voto particular discrepante de uno de los tres magistrados de la Sección, que aboga por acordar la libertad provisional de los cinco procesados con la imposición de sendas fianzas de 6.000 euros; la designación de domicilio donde puedan ser hallados, así como un teléfono de contacto.

Además, este juez ponía como condición la advertencia expresa de que en el caso de no ser localizado en tal domicilio de inmediato se expedirá la correspondiente requisitoria; así como la prohibición de salir del territorio nacional sin autorización judicial con obligación de hacer entrega del pasaporte y la comparecencia en un juzgado de guardia todos los lunes y viernes.

En el auto que mantiene la prisión de José Ángel P. M., la Audiencia de Navarra recuerda que su defensa había alegado que “no existen indicios racionales de criminalidad” y a este respecto, la Sala señala que el juez instructor consideró la existencia de esos indicios en el auto de procesamiento dictado el 8 de agosto de 2016, que fue confirmado por la Sección Primera de la Audiencia de Navarra.

Los jueces valoran la “pronta celebración del juicio oral, en el que se va a dilucidar una pretensión de condena que en su mínima expresión se extiende a los 22 años y 10 meses de prisión” y así concluye que es “inesquivable que la cercanía del juicio, con una petición de esta contundencia, hace concreto el peligro de eludir la acción de la Justicia, por el procesado quien es destinatario de esa pretensión”.

El tribunal tampoco descarta el “riesgo de reiteración delictiva, relacionada con la presunta dinámica comisiva, en una actuación grupal”.

“Ambos riesgos están latentes, sin que los mismos queden impedidos, por las circunstancias personales, familiares, económicas y de integración social del procesado, a que alude su defensa para justificar la pretensión de libertad provisional”, añade la Audiencia.

La Fiscalía ha pedido más de 22 años y 10 meses de cárcel para cada uno de los cinco acusados de la violación y una indemnización de 100.000 euros para la víctima por el daño moral ocasionado. En concreto, reclama 18 años de cárcel por un delito continuado de agresión sexual; 2 años y 10 meses de cárcel y una multa de 5.409 euros, por un delito contra la intimidad; y 2 años de prisión por un delito de robo con intimidación.

Los cinco encausados deberán indemnizar al Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea con 1.531,37 euros, cifra en la que se ha calculado el coste de la asistencia sanitaria y tratamiento farmacológico facilitado a la víctima.

El fiscal relata en su escrito que los hechos ocurrieron sobre las 02:50 del 7 de julio de 2016, cuando los cinco jóvenes se encontraban en la Plaza del Castillo de Pamplona, donde se celebraba un concierto con motivo de las fiestas de San Fermín, y entablaron conversación con la víctima, de 18 años y natural de Madrid, quien había llegado a Pamplona con un amigo para disfrutar de las fiestas, aunque en ese momento se encontraba sola.

Pocos minutos después la chica les señaló que se retiraba a dormir al vehículo con el que había venido a Pamplona, que estaba aparcado en la zona del Soto de Lezkairu, hasta donde los acusados le dijeron que le acompañaban, si bien "su intención era la de buscar un lugar donde mantener relaciones sexuales en grupo con ella", propósito que la chica desconocía, según el fiscal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios