Urbanismo

La Facultad de Farmacia ganará espacio con una ampliación en altura

  • La Hispalense tramita una ordenación urbanística que contempla un aumento de la edificabilidad en casi 10.000 metros cuadrados

  • Una nueva calle peatonal permitirá comunicar los espacios universitarios

Fachada de la Facultad de Farmacia que mira a la calle Sor Gregoria de Santa Teresa. Fachada de la Facultad de Farmacia que mira a la calle Sor Gregoria de Santa Teresa.

Fachada de la Facultad de Farmacia que mira a la calle Sor Gregoria de Santa Teresa. / Juan Carlos Muñoz

La Hispalense tramita una ordenación urbanística en el Campus de Reina Mercedes que permita mejorar las instalaciones de la Facultad de Farmacia y del Colegio Mayor Hernando Colón con una superficie ocupable de 9.937 metros cuadrados. El documento incluye la movilidad del entorno con la disposición de volúmenes mediante la definición de las alturas y las alineaciones interiores, así como la delimitación de los espacios libres que serán de 6.218 metros cuadrados. Contempla una nueva calle peatonal secundaria que permita la comunicación en el espacio universitario.

Una de las principales novedades que aparecen en el estudio de detalle elaborado por la Universidad de Sevilla y que ya cuenta con el visto bueno inicial de la Gerencia de Urbanismo tiene que ver con la altura de las edificaciones. En la zona Sur de la parcela (donde se ubica la Facultad de Farmacia) las alturas máximas definidas serán las existentes en el inmueble principal, que cuenta con planta baja más cinco y un ático que debe tener un 50% como máximo de la planta inferior. Incluye el retranqueado de las fachadas exteriores o interiores al menos en cinco metros. Con carácter singular, se podrá elevar la edificación hasta las siete plantas en el 25% de la superficie de la planta principal inferior.

Reforma del Campus de Reina Mercedes Reforma del Campus de Reina Mercedes

Reforma del Campus de Reina Mercedes / Dto. de Infografía

El rector solicitó hace unos meses al centro la actualización de la memoria de necesidades, lo que permitirá tomar las decisiones oportunas respecto a la sede. Los planes de la Hispalense pasan por un concurso de ideas y la posterior licitación del proyecto, que puede arrancar el año que viene para estar listo en unos cinco años. El coste de la reforma y ampliación de la vieja facultad puede rondar los 25 millones de euros. Uno de los edificios que está previsto que gane altura es el aulario. Las obras de remodelación implican una ampliación en el solar que queda disponible. El proyecto quedará definido tras la elaboración de un proyecto que beberá de la memoria de necesidades.

El edificio principal de la Facultad de Farmacia se construyó en 1982 y cuenta con una superficie aproximada de 9.400 metros cuadrados y una superficie construida total de 13.930 metros cuadrados. En 1994 se construyó una zona de laboratorios y posteriormente un aulario de unos 3.400 metros cuadrados.

La otra parte de la ordenación del campus afecta al Colegio Mayor Hernando Colón. En la actualidad el edificio principal cuenta con una altura de planta baja más tres, permitiéndose la ocupación bajo cubierta y la posibilidad de un ático en las nuevas edificaciones con una ocupación del 50% como máximo de la planta inferior. También incluye el retranqueado de las fachadas exteriores o interiores al menos tres metros.

El colegio mayor se encuentra en la zona Norte de la fachada con la entrada principal mirando a la calle Sor Gregoria de Santa Teresa. Ese edificio es de 1948 obra del arquitecto José Gómez Millán y cuenta con unas instalaciones que ocupan una superficie construida de 7.187 metros cuadrados, de los que 5.341 son sobre rasante. Cuenta con algunas edificaciones auxiliares adosadas a linderos de una sola planta, así como jardines e instalaciones deportivas y viveros.

La escuela podrá ocupar el solar que queda disponible a escasos metros del principal

El Campus de Reina Mercedes encuentra su continuidad con otra parcela destinada a usos sanitarios, conformando una gran manzana. “La compatibilidad de una comunicación peatonal compatible con el funcionamiento y la protección del espacio universitario se contempla en este estudio de detalle mediante el ajuste de las alineaciones para la definición de una calle peatonal secundaria propiedad de la Universidad de Sevilla”.

En el estudio se plantean varias pegas a la ordenación. Una de ellas es la falta de vegetación que detallan que es evidente, “lo que supone una carencia urbana de primer nivel que afecta a los edificios, espacios y calidad medioambiental”. Los técnicos apuntan que el campus es ilegible como unidad, ya que su continua colmatación sin un proyecto director ha devenido en un crecimiento sin criterio como sucesión de edificios con cualquier cantidad de alturas, alineaciones o volúmenes manteniendo edificios sin valor alguno y muy deficientes en calidad constructiva, espacial, energética, de usos y mantenimiento. Añaden que se alternan espacios ajardinados, área de aparcamiento, zonas de infraestructura, espacios acotados o callejones de acceso al interior de los espacios abiertos.

Hay más. Señalan que la edificación presenta deficiencias en la accesibilidad, en parte motivados por los desniveles en los accesos desde los viales del entorno hacia el interior como por la existencia de multitud de elementos para resolver estos desniveles: rampas y diversas escaleras. “La integración y claridad de los accesos a las instalaciones y una cómoda accesibilidad universal deberá estudiarse en una posible reforma o ampliación del centro”. Los técnicos reiteran que se trata de una oportunidad de una ordenación completa del campus de Reina Mercedes.

La calle peatonal que se creará se encuentra vallada y abandonada. La calle peatonal que se creará se encuentra vallada y abandonada.

La calle peatonal que se creará se encuentra vallada y abandonada. / Juan Carlos Muñoz

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios