Fiestas Mayores

Segundo año en Sevilla sin Feria de Abril

  • El Ayuntamiento detalla que la inmunidad de grupo necesaria estará aún lejos para las fechas de las Fiestas de la Primavera

  • La cancelación de las procesiones de Semana Santa es inminente

Dos jóvenes brindan en una edición pasada de la Feria de Abril. Dos jóvenes brindan en una edición pasada de la Feria de Abril.

Dos jóvenes brindan en una edición pasada de la Feria de Abril. / Juan Carlos Vázquez

Estaba cantado y ya está confirmado. No habrá Feria del Abril en 2021 por segundo año consecutivo debido a la crisis sanitaria. El motivo definitivo es que la Junta de Andalucía no cree que haya una suficiente inmunidad de grupo en primavera como para que se pueda celebrar la semana de farolillos. Lo mismo ocurre con la Semana Santa, cuya oficialidad de su cancelación debe ser anunciada en unas horas por el Arzobispado.

Los primeros en enterarse de que no se dan las condiciones para que se celebre la Feria el año que viene tras los datos que facilitó el consejero de Salud y Familia, Jesús Aguirre, en su reunión del miércoles a Juan Espadas fueron los portavoces de todos los grupos políticos de la Corporación. A partir de ahora, el gobierno socialista y representantes de esos partidos retomarán las reuniones con los sectores más afectados económicamente por esta suspensión para analizar cómo establecer medidas que puedan servir de apoyo.

Los técnicos ya trabajan en la idea de ofrecer una ayuda que consista en promocionar sus sectores, como puede ser el caso de la moda flamenca. Entienden que no es necesario realizar un evento físico. El gobierno socialista no ha barajado la celebración de la Feria de Abril en una fecha distinta a la del 18 al 24 de abril ni un cambio de formato. Ni mucho menos de enclave. En la delegación de Fiestas Mayores entienden que, mínimo hasta el verano, no hay un nivel razonable de inmunidad, lo que hace imposible que la semana de farolillos se puede celebrar por ejemplo en septiembre, ya que su montaje requiere unos seis meses desde que la autoridad sanitaria autorice este tipo de evento. El desmontaje se solaparía con el montaje de la Feria de 2022.

El gobierno descarta otra fecha debido a los plazos que requiere su montaje y desmontaje

¿Qué le dijo Aguirre a Espadas en la reunión? Pues que en estos momentos, en la ciudad hay un nivel de inmunidad ante la Covid-19 del 8,9%. Y para los meses de marzo y abril se espera un índice aproximado del 30%, por lo que se situaría aún lejos de las cifras necesarias para poder estimar la existencia de una inmunidad de grupo en las fechas de las Fiestas de la Primavera. El gobierno socialista entiende que con esta previsión no se dan las condiciones para que Sevilla celebre un evento en el Real con grandes concentraciones y con imposibilidad de mantener todas las medidas de seguridad. “Por tanto, dentro de las competencias municipales, el gobierno de la ciudad ha decidido su suspensión”.

Antes del comunicado del Ayuntamiento, la Junta apuntó que la cifra está lejos del 60%-70% que señala la inmunidad comunitaria con la que, en principio, podría retomarse una vida normal. Aunque está prevista que la llegada de las primeras vacunas se produzca en los últimos días de este mes de diciembre, las dosis no bastarán para alcanzar la conocida como inmunidad de rebaño en ese primer trimestre del año.

Desde la oposición, el Partido Popular subrayó que apoyará al gobierno para la celebración de actividades en paralelo a la semana de la Feria que “puedan suponer la reactivación económica y la generación de empleo de aquellos que operan en torno a este evento: hosteleros, caseteros, atracciones, diseñadores, entre otros”. Beltrán Pérez ve necesario “equilibrar con responsabilidad cada decisión” y recalcó que ahora mismo la prioridad es preservar la salud. “Debemos aunar esfuerzos para, con esa premisa sanitaria, devolver la ilusión de la reactivación económica de la ciudad”. Los populares afirmaron que tendrán un “papel activo” en el marco de la comisión creada por el alcalde, al que le solicitó “llevar la iniciativa y no renunciar a liderar la toma de decisiones para que no se repita el escenario de vacío en el que quedó la ciudad con el inicio de la pandemia”. Para concluir, Pérez aseguró que “Espadas se escondió y demostró durante el confinamiento una falta de liderazgo absoluta. Le pedimos, esta vez, que sea valiente, imaginativo y trabaje en el formato que apoyaremos si resulta beneficioso para los sectores afectados”.

El PP y Cs respaldarán las medidas que ayuden a los sectores afectados con la suspensión

También hubo reacción a la suspensión de la Feria de Abril en Ciudadanos, que valoró como “una decisión responsable” el anuncio a la par que mostró su apoyo a las ayudas que puedan articularse para minimizar el impacto de la situación en el sector. Álvaro Pimentel se mostró consciente de que se trata de “una medida difícil de adoptar”, ya que “supone la cancelación por segundo año consecutivo de unos de los principales eventos festivos, culturales y turísticos de la ciudad”, pero “la gravedad de la situación excepcional que se atraviesa y, especialmente, la imposibilidad de celebrar la Feria de Sevilla sin que se produzcan grandes concentraciones de público y se mantengan las medidas de distanciamiento social, hacen que esta decisión sea a día de hoy la más acertada de cuantas se podían adoptar”.

El concejal mostró su “preocupación” por “el impacto económico y social” que puede generar en la ciudad el hecho de que Sevilla se quede sin Feria de nuevo, especialmente para “aquellas familias, autónomos y empresas cuyos puestos de trabajo y gran parte de sus ingresos anuales dependen de la celebración”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios