Sevilla

Espadas apuesta por mantener 15 días entre Semana Santa y Feria

  • La Feria de 2019 se celebrará del 4 al 11 de mayo "por operatividad y seguridad"

  • El miércoles será también jornada festiva, en detrimento, una vez más, del día de San Fernando

Coches de caballo pasean por una calle del real de la Feria. Coches de caballo pasean por una calle del real de la Feria.

Coches de caballo pasean por una calle del real de la Feria. / EFE

Comentarios 7

El calendario de la Feria no se modificará más para que haya, al menos, una jornada en el mes de abril cuando la Semana Santa sea tardía. Así lo aseguró este jueves el alcalde, Juan Espadas, que apostó por mantener siempre las dos semanas entre las dos fiestas mayores por operatividad y seguridad. La junta de gobierno local aprobará en su reunión de este viernes que la Feria de 2019 se celebrará íntegramente en mayo -del 4 al 11- como ya sucedió en 2011 y 2014. Espadas ha mantenido contactos con los diferentes sectores implicados, como los empresarios, hoteles, comercio, o el taurino para decidir la fecha. El alcalde también ha acordado con la alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez, que el calendario de la Feria del Caballo se concretará en función del de Sevilla para que no coincidan.

"Teníamos que tomar una decisión después de escuchar la opinión de los servicios municipales y los distintos sectores implicados", explicó el alcalde antes de aseverar que la fecha de la próxima Feria de Abril se había acordado "por unanimidad". La fiesta será en íntegramente en mayo, como pasó en 2011, siendo alcalde Sánchez Monteseirín, cuando se celebró entre el tres y el ocho de mayo; y en 2014, último año de Zoido como regidor, arrancando el 6 y finalizando el 11 de mayo. En ambas ocasiones, la Feria del Caballo comenzó el mismo domingo de los fuegos artificiales en Sevilla.

El alcalde no descarta una próxima modificación de la ordenanza municipal

Espadas apuntó a que la decisión sobre el calendario de 2019, condicionado por una Semana Santa que termina el 21 de abril, se ha adoptado, en primer lugar, para garantizar que todos los servicios municipales y operativos necesarios estén dispuestos de la mejor manera. "El criterio no es otro que la seguridad en la ciudad esté totalmente garantizada". Para ello, ha contado con un completo informe elaborado por el Cecop y la delegación de Fiestas Mayores. "Esta ciudad no se puede jugar la Feria. No se puede improvisar". En segundo lugar, el alcalde incidió en la necesidad de establecer para el futuro un "criterio claro" sobre la fecha de la Feria para la propia organización de los ciudadanos y los diferentes sectores: "Ese criterio estable a partir de ahora será que haya dos semanas entre el fin de la Semana Santa y el comienzo de la Feria. La actual concentración de personas, la seguridad, la demanda creciente de los turistas... exige que no se puede terminar la Semana Santa el Domingo de Resurrección y que en cuatro días tengamos que poner todas las placas en los Remedios, que los Bomberos revisen las casetas, que Emasesa compruebe los imbornales... Ya no es una cuestión de gustos, sino de responsabilidad y seguridad".

Celebrar la Feria en mayo ha sido motivo de alarma en los últimos días entre los empresarios taurinos, los feriantes y también en la ciudad de Jerez por una posible coincidencia con su fiesta. En este sentido, Espadas descartó cualquier coincidencia: "Nunca van a solaparse ni los toros ni las feria. Jerez amoldará su calendario a Sevilla y al Mundial de Motociclismo, como viene haciendo".

El alcalde Juan Espadas junto al resto de autoridades en la reunión en el Ayuntamiento. El alcalde Juan Espadas junto al resto de autoridades en la reunión en el Ayuntamiento.

El alcalde Juan Espadas junto al resto de autoridades en la reunión en el Ayuntamiento. / José Ángel García

Saber con la suficiente antelación la fecha de la Feria de Abril era una de las demanda del sector turístico para poder así comercializar el evento con más eficacia. El alcalde estimó que con la pauta de mantener dos semanas a partir de ahora ya no habrá ese problema. "Ya se puede comercializar la Feria de 2020". Espadas no descarta que en los próximos meses se puede revisar y actualizar la ordenanza municipal para concretar en su redacción la dos semanas que habrá ta siempre entre las dos fiestas de la primavera.

Por último, el alcalde señaló que el Miércoles de Feria de 2019 también será festivo "para contar con dos picos fuertes de afluencia" como este año ha sucedido con la noche del alumbrado y el domingo, y con el martes y el miércoles. El damnificado será, una vez más, San Fernando, Patrón de la ciudad, que perderá su festividad.

En la reunión celebrada en el Ayuntamiento y encabezada por el alcalde participaron el delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera; el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, y la delegada de Relaciones Institucionales, Economía y Comercio, Carmen Castreño, por parte del gobierno municipal; y responsables de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), las asociaciones de hosteleros y hoteleros, Aprocom, la Cámara de Comercio, la empresa Pagés o la Asociación de Empresarios de la Confección, entre otros. El presidente de la CES, Miguel Rus, subrayó que los primero siempre es garantizar la seguridad y los servicios públicos y consideró, desde el punto de vista empresarial, que es muy importante para la planificación de la ciudad "la certidumbre", advirtiendo que "no se gana nada con este debate año a año. Si se establece en la ordenanza esas dos semanas, nos permite una mejor planificación turística y económica en la ciudad. Es bueno para el interés de la ciudad, de los sevillanos y de los empresarios".

La oposición municipal también valoró el calendario de la Feria y la norma para establecer 15 días de diferencia con la Semana Santa. Alertó que desde que el alcalde "varió el modelo" de la Feria, con el nuevo formato de sábado a sábado, "no deja de haber problemas, polémicas e incertidumbres". Además, pidió "esperar dos ediciones más antes de tomar una decisión definitivo sobre el nuevo modelo". Javier Millán, portavoz de Ciudadanos, aseveró que se trata de una "decisión razonable", que no obstante "debe ir acompañada" de una modificación de la actual ordenanza porque la fecha elegida "no casa" con los supuestos estipulados en ella. Por su parte, lo portavoces de IU y Participa, Daniel González y Susana Serrano, coincidieron en reclamar un debate en profundidad sobre lo que consideran los verdaderos problemas de la Feria: más casetas públicas, las condiciones laborales, la accesibilidad o la protección de los animales.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios