Fiestas de Primavera | el calendario del próximo año

Ferias de Sevilla y Jerez, una coincidencia (casi) imposible

  • En 2011 y 2014 la del Caballo comenzó el mismo día que terminó la de Abril

  • La oposición reclama más planificación y que se cumpla la ordenanza

Un grupo de flamencas paseando por el real de la Feria de Sevilla. Un grupo de flamencas paseando por el real de la Feria de Sevilla.

Un grupo de flamencas paseando por el real de la Feria de Sevilla. / D. S.

Una coincidencia casi imposible y que nadie desea. La fecha tardía de la Semana Santa del año próximo, que finalizará el 21 de abril, ha abierto un debate en la ciudad sobre la fecha en la que debe empezar la Feria del 2019, una discusión que salpica a la Feria del Caballo de Jerez de la Frontera, que se celebra en mayo. Los empresarios taurinos han alzado la voz ante una posible coincidencia de ambas fiestas, que se vería agravada por el comienzo de la Feria de San Isidro de Madrid. El Ayuntamiento de Sevilla sigue analizando cuál es la mejor fecha para el inicio de la Feria y todo apunta a que lo decidirá la junta de gobierno, como en 2014. Aunque la ordenanza deja claro que puede comenzar el primer domingo tras la Semana Santa, es decir, el 27 de abril, el delegado Juan Carlos Cabrera ya ha apuntado que lo ideal es que haya dos semanas, por lo que el alumbrado se retrasaría al 4 de mayo. En cualquier caso, las Ferias de Sevilla y Jerez tan sólo se han enlazado dos veces en época reciente: en los años 2011 y 2014. La oposición municipal reclama al alcalde mayor previsión para un evento que supone casi el 4% del PIB de la ciudad y asevera que no debería haber problemas para que comenzara en abril, como recoge la normativa.

La Feria de Abril de 2017 se celebró en su mayor parte en el mes de mayo. El Ayuntamiento de Sevilla reformó el calendario tradicional para que la fiesta pudiera contar con un día en abril (el domingo 30) e incluyera el puente festivo del Primero de Mayo, incorporando además el festivo de San Fernando el martes de farolillos. Con una Feria de Sevilla en mayo, la Feria del Caballo jerezana comenzó una semana después, el sábado 13. El escenario del próximo año sería muy parecido al de 2017, aunque si la junta de gobierno municipal acepta la propuesta de Juan Carlos Cabrera de dejar dos semanas de margen para una mejor organización de los servicios municipales, por lo que la Feria de Sevilla sería del 4 al 11 de mayo, tampoco debería haber coincidencia, como sucedió en los años 2011 y 2014, cuando la Feria se celebró del 3 al 8 de mayo y del 6 al 11 de mayo, respectivamente. Esos años, las dos celebraciones se solaparon. El mismo día que finalizó la de Sevilla comenzó la jerezana.

El alcalde, Juan Espadas, está manteniendo diversos contactos en los últimos días para escoger la mejor fecha de la próxima Feria de Sevilla. Entre ellos, el regidor mantendrá una reunión con el empresario de la Plaza de Toros de Sevilla, Ramón Valencia, quien ya dijo el pasado domingo en este periódico que sería un "desastre" celebrar la Feria íntegramente en mayo y hacerla coincidir con Jerez y el inicio de San Isidro. Las palabras de Valencia fueron suscritas este lunes por Antonio Matilla, empresario de la plaza de Jerez: "Sería una auténtica barbaridad. Nos afectaría de lleno. Habría que buscar una solución". En este sentido, desde el Ayuntamiento de Jerez señalaron que su fecha no la tienen decidida aún y que se elige en la Mesa del Turismo, dependiendo en gran medida de la fecha de celebración del Gran Premio de motociclismo.

En los grupos políticos de la oposición se pide más planificación. Desde el PP, su portavoz adjunto, Rafael Belmonte, reclama más estabilidad: "Asuntos como éste demuestran que aún no está maduro el modelo definitivo de Feria. Los problemas que han surgido no se daban con el anterior modelo. No deja de haber problemas, como hemos visto este año con aglomeración en las paradas de taxis, entre otros asuntos. A nuestro juicio el alcalde ha corrido demasiado al querer asentar un modelo definitivo. Un modelo que debe debatirse y analizarse entre todos los sectores implicados". El portavoz de Ciudadanos, Javier Millán, exige más antelación para decidir y ve claro que la Feria debe ser en abril: "Sevilla es una ciudad muy atractiva para el turismo y los operadores deben saber con varios años de antelación, un mínimo de tres si queremos ser serios, cuándo se celebra la Feria. Es muy importante que haya planificación y la ordenanza establece claramente que para el próximo año la Feria debe ser en la última semana de abril". Millán subraya que así se incluye el festivo de mayo y no habría que tocar San Fernando.

Las posturas de Participa Sevilla e IU son prácticamente las mismas. Desde Participa, Susana Serrano entiende que es un debate secundario: "Nos parece que es algo forzado. Habría que respetar la ordenanza, que para eso está. Nos preocupan problemas de fondo como el número de casetas públicas, la lista de espera, las agresiones sexistas, la precariedad laboral o el maltrato animal". El portavoz de IU, Daniel González Rojas, añade: "Si la Feria se celebra en mayo o en abril, o si debe haber una semana o dos entre la Semana Santa y esta fiesta son cuestiones secundarias para IU. Ahora bien, lo que nos parece de risa es la explicación que ha dado el delegado para defender una de estas opciones".

El presidente de la Asociación de Hoteles de Sevilla, Manuel Cornax, aseguró a este periódico que las dos fechas posibles plantean ventajas e inconvenientes, aunque recalca que para los hoteles es mejor que el puente de mayo no coincida con la Feria: "Es una elección muy compleja. Mi punto de vista personal es que la decisión debe ser técnica de los que tienen que trabajar en los dispositivos. Sí sería una pena que quedara diluida la feria taurina, con lo que supone". Cornax, en cualquier caso, reclama que las fechas se conozcan con más antelación: "Habría que tomar la decisión antes para que podamos comercializarlo bien. Saberlo con tiempo es bueno para touroperadores, aerolíneas...".

Por su parte, Francisco Ferraro, catedrático de Economía Aplicada y consejero editorial de Diario de Sevilla, considera que una posible coincidencia de fechas no sería muy significativo: "Alguna influencia tendría, pero no creo que fuera extremadamente grave ni significativa. Habría un poco menos de actividad". Quien considera "muy perjudicial" celebrar las ferias en las mismas fechas es Antonio Palacios, presidente de la Asociación de Empresarios Feriantes de Andalucía, Ceuta y Melilla: "Sería horroroso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios