Calor en las aulas Inversiones "sin cabeza" que no combaten los problemas reales en los colegios

  • El presidente del AMPA Tablada-CEIP Vara de Rey exige al Ayuntamiento un plan de acción definido contra las temperaturas extremas en el colegio.

  • Desmiente las acusaciones sobre su gestión económica e invita a los padres a consultar las cuentas.

Francisco Vila, presidente del AMPA Tablada-CEIP Vara de Rey. Francisco Vila, presidente del AMPA Tablada-CEIP Vara de Rey.

Francisco Vila, presidente del AMPA Tablada-CEIP Vara de Rey. / Antonio Pizarro

Instalaciones totalmente obsoletas, remodelaciones impuestas y "sin sentido" y calor, mucho calor, son el día a día del CEIP Vara de Rey, donde dos alumnos sufrieron hemorragias nasales este lunes por esta causa.

El presidente del AMPA de este centro, Francisco Vila, denuncia que las inversiones públicas que se efectúan en el colegio se deciden "sin cabeza, sin preguntar y soslayando la opinión de la Dirección", obedeciendo, únicamente, al criterio de "un técnico que desconoce los problemas reales del colegio".

La principal dificultad que afronta el Vara de Rey son las temperaturas extremas registradas en el centro, que "superan con creces las permitidas en el Real Decreto 486/97 para los lugares de trabajo (que deben enmarcarse entre los 17 y los 27 grados)".

La asociación denunció esta situación en junio de 2017, tanto en el centro, como en la Delegación de Educación y el Ayuntamiento de Sevilla. Se reunió con la delegada del Distrito Los Remedios, Carmen Castreño, que "aseguró que tomaría cartas en el asunto", pero "se limitó a cambiar las ventanas del edificio de infantil", que sólo aloja a 225 alumnos, dejando los 475 restantes en condiciones "infrahumanas".

Las aulas de la planta superior de la fachada sur son las más afectadas. "El Consistorio realizó una reforma hace años en la que instaló un techo metálico, que provoca una concentración de calor brutal". El comedor también registra una temperaturas "mortales", superiores a los 36 grados.

Medición de la temperatura de una clase de quinto curso a las 9:00, sin apenas niños aún en el aula. Medición de la temperatura de una clase de quinto curso a las 9:00, sin apenas niños aún en el aula.

Medición de la temperatura de una clase de quinto curso a las 9:00, sin apenas niños aún en el aula. / M.G.

Para combatir este calor asfixiante, el AMPA ha invertido 1.900 euros en la reparación de los compresores de los aparatos de aire acondicionado, logrando que "haya al menos uno en cada aula y paliar una poco el calor"; los alumnos que pertenecen a clases sin climatización, se han trasladado a salas más frescas de la planta baja. Sin embargo, estas medidas no son suficientes y la instalación eléctrica del centro no permite aumentar su potencia porque el cableado está muy anticuado y no podría soportarlo. 

Vila necesita que lo "escuchen y se hagan las cosas con sensatez". Teme que el problema se repita con la llegada de las bajas temperaturas.

Quiere sentarse con la Dirección, los padres, el Ayuntamiento y la Junta para, entre todos, diseñar un plan de inversión, con plazos definidos. De no ser así, amenaza con reiterar la denuncia, "pero ya sin ánimo conciliador. Estamos dispuestos a elevar una queja formal".

El presidente del AMPA asegura que, la próxima ola de calor o frío que afronten sin haber obtenido una respuesta satisfactoria de las autoridades, recomendarán a sus socios y al resto de padres de alumnos del centro que no lleven a sus hijos a dar clase.

Gestión económica

Francisco Vila anima a quien dude de su gestión económica, como manifestó este martes un padre que contactó con Diario de Sevilla, que lo "denuncie formalmente o acuda a las reuniones del AMPA y lo haga allí". Afea que se le haya acusado públicamente cuando, en los cuatro años que ostenta la presidencia de la asociación, nadie se ha quejado por esos motivos. Invita a quienes estén disconformes con su proceder a solicitar ver las cuentas del AMPA, "están a su disposición".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios