Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Sevilla

Hemorragias por golpe de calor en el CEIP Vara de Rey

  • Dos niños de una misma clase sangraron por la falta de aire acondicionado en su aula.

  • La dirección del centro reconoce que necesitan una mejor adecuación, pero no plantea un plan de choque.

  • Está abierta a recurrir al Ayuntamiento y a la Junta para reclamar ayudas.

Imagen de archivo de varios alumnos entrando en el CEIP Vara del Rey, en Tablada. Imagen de archivo de varios alumnos entrando en el CEIP Vara del Rey, en Tablada.

Imagen de archivo de varios alumnos entrando en el CEIP Vara del Rey, en Tablada. / Víctor Rodríguez

Comentarios 14

El impacto de las altas temperaturas que se registran estos días en Sevilla están desencadenando situaciones insostenibles en los colegios. Si el lunes eran los pequeños del colegio Cruz del Campo los que acudían a clase cargados con ventiladores, ese mismo día se vivía en el centro Vara de Rey de Tablada una situación que los padres califican de muy "preocupante" para la salud de los pequeños.

En declaraciones a este periódico, uno de los padres denunció este martes que dos compañeros de quinto curso de su hijo comenzaron a sangrar espontáneamente a causa del calor que soportaban en su aula. Los pequeños habían sido trasladados a otra sala mientras reformaban su clase -"muy expuesta al sol"- y, al volver, descubrieron que no había aire acondicionado.

El padre considera que la situación es "grave" y "delicada" porque "puede afectar a la salud de los niños", al tiempo que critica la inacción y la "dudosa gestión económica del AMPA" de este centro, a la que acusa de proceder "por intereses particulares" de algunos miembros, a los que les uniría cierta amistad con la directora.

No obstante, el propio presidente del AMPA, Francisco Vilar, se dirigió este martes a este diario rechazando de plano tales acusaciones y recalcando tanto su preocupación por el problema del calor como las acciones emprendidas para solventarlo cuanto antes. En este sentido, aclara que tienen "documentación" al respecto y asegura que los hechos han sido puestos en conocimiento de la Delegación de Educación y del Ayuntamiento: "Estuvimos reunidos con la delegada del distrito y estamos haciendo mediciones de calor en las clases para demostrar que las temperaturas alcanzadas van en contra de cualquier ley de trabajo y de la lógica humana para con unos niños".

El padre que recurrió a Diario de Sevilla para informar del tema, lamenta haber tenido que denunciar los problemas ante la opinión pública "a título personal" y entiende que "debería haber sido una iniciativa del AMPA", que conseguiría "hacer más presión" que un testimonio aislado. "Creando un grupo de Whatsapp no van a solucionar nada", criticó.

El centro reconoce que necesita acondicionarse mejor

La directora del Vara de Rey, por su parte, al ser preguntada por los dos casos de hemorragias nasales registrados este lunes en su centro, reconoció que "hace mucho calor en la planta superior" del edificio y que "se necesita que se acondicionen la cosas mejor".

No avanzó, sin embargo, si el centro tiene pensado acometer un plan de choque para afrontar la situación y proporcionarles a los alumnos un lugar fresco en el que escuchar la lección.

Sí sostiene que "han reparado los aparatos de aire acondicionado que tenían arreglo" aunque no recordaba si, concretamente, la clase a la que pertenecen los alumnos que se encontraron indispuestos cuenta o no con una climatización adecuada. Sobre la obra a la que se sometió el aula en cuestión, asegura que no tenía nada que ver con este asunto: "Sólo se colocaron unos azulejos". También insiste en que, desde la Dirección, son "los primeros que quieren solucionar esta situación", que están haciendo "lo que está en su mano" y no descartan contactar con el Consistorio o con la Junta para reclamarles ayuda.

No están solos

Los padres del CEIP Cruz del Campo han comprar ellos mismos ventiladores para refrescar las aulas.

Los alumnos del IES Pablo Neruda de Castilleja de la Cuesta se han negado a entrar en clase como protesta por las altas temperaturas que sufren en las aulas.

Se han concentrado en su puerta principal del centro para protestar por el intenso calor que soportan, que llegan a alcanzar los 39 grados en algunos momentos de la jornada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios