Sevilla

Movilidad instalará en los semáforos cámaras para disuadir a los infractores

  • Bueno Monreal, Kansas City, Luca de Tena y Tamarguillo son los puntos elegidos

Comentarios 49

El Ayuntamiento de Sevilla prevé implantar cinco videodispositivos que grabarán el ciclo en rojo del semáforo para poder sancionar a los conductores que no respeten esta señal. Así lo reiteró ayer el delegado de Movilidad, Francisco Fernández, quien explicó que, con esta medida, "se pretende disuadir a los conductores a saltarse la orden semafórica". Las cámaras, según el proyecto, se instalarán en cinco cruces de alta siniestralidad en la cuidad, como son la glorieta de Kansas City con El Greco, la avenida Cardenal Bueno Monreal, la ronda del Tamarguillo, la calle Marqués Luca de Tena y otro punto aún por definir.

Junto a esta iniciativa, en la que se está avanzando, la delegación que dirige el edil socialista ha puesto en marcha en la cuidad un plan de ahorro energético y económico en el 50% de los cruces de semáforos de la cuidad, que consiste en el cambio de las lámparas incandescentes de las señales por unas tipo led, de bajo consumo. En los 474 cruces de semáforos que hay en la capital, con un total de 24.000 lámparas, se han cambiado ya 11.153 focos de 123 intersecciones, lo que supone la "mitad del alumbrado de tráfico", ratificó Fernández. Las luces incandescentes, que consumen 70 vatios cada una, han sido sustituidas "por un conjunto de leds que gastan ocho vatios, lo que se traduce en una disminución del 81% al 88 % del consumo energético".

Por ello, el Consistorio verá reducida la factura eléctrica del consumo de semáforos -que asciende a 551.880 euros- a un total de 63.072 euros, es decir, "algo más de 10 millones de las antiguas pesetas", según precisó el delegado. Esta reducción es inversamente proporcional a la calidad de la luz emitida, pues según afirmó el edil, "estas luces son más visibles en la oscuridad que las convencionales". Entre otras ventajas, esta disminución del consumo energético conlleva al ahorro de más de 7.400 toneladas de emisiones de Co2 en un año. También se verán recortados los costes de mantenimiento, debido a que una lámpara incandescente tiene una vida media de nueve meses frente a los nueve años de los focos led.

El coste total de la renovación del 50% alumbrado semafórico de la ciudad ha sido de 2.604.000 euros, aunque al Ayuntamiento sólo le ha costado 200.000 euros, pues el resto proviene del programa de ayudas del Instituto para la Diversificación, el Ahorro y la Energía, entidad dependiente del Ministerio de Industria. El valor total de las 11.153 lámparas leds ha sido de 1.914.000 euros y el resto, 690.000 euros, han sido gastos de instalación, apuntó Fernández.

Desde Movilidad el objetivo es continuar con el programa hasta que se haya sustituido el 100% de las lámparas, que calculamos que será en 2 ó 3 años".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios