Toros Sergio Galán, Diego Ventura y Hermoso de Mendoza en la Maestranza en directo

Sevilla

Muere un ladrón en Sevilla al caer de un séptimo piso en el que intentaba robar

La calle Doctor Pedro de Castro de Sevilla, donde ocurrieron los hechos.

La calle Doctor Pedro de Castro de Sevilla, donde ocurrieron los hechos. / José Ángel García

Un hombre de 44 años murió el pasado martes en Sevilla, después de que se precipitara desde el séptimo piso de un bloque de viviendas. Todo apunta a que el fallecido intentaba acceder a uno de los domicilios del edificio mediante el método del escalo, es decir, ascendiendo a través de la fachada del inmueble y fracturando después una ventana o balcón.

Los hechos ocurrieron a primera hora de la mañana en la calle Doctor Pedro de Castro, muy cerca del Parque de María Luisa. El muerto era un delincuente común con un amplio historial delictivo. Había pasado muchos años en prisión y salido recientemente, pero había vuelto a robar. La Policía Nacional ya estuvo hace unas semanas detrás de él tras varios robos cometidos en viviendas y trasteros del Aljarafe, y creen que este hombre fue el autor de estos delitos.

El fallecido es J. A. L. C., nacido en 1977. Tiene numerosos antecedentes por robos con fuerza. El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional ha abierto una investigación sobre la muerte de este hombre, y la hipótesis más sólida es la de una caída accidental durante el robo. Se ha descartado el suicidio porque este hombre no tenía domicilio en ese bloque ni en ningún otro cercano. Pretendía acceder por la fachada a una casa que no era la suya ni con la que tenía ningún vínculo.

Hasta el lugar de los hechos se acercó una patrulla de la Policía Nacional, que comprobó que el ladrón había muerto como consecuencia de la caída. La altura desde la que se precipitó puede estar en torno a los 20 metros. Los médicos del 061 certificaron la defunción, mientras que la comisión judicial ordenó el levantamiento del cadáver y su traslado al Instituto de Medicina Legal de Sevilla, donde se le practicó la autopsia, como es preceptivo con todas las personas que mueren en la vía pública.

El método del escalo, o del hombre araña, es una especialidad muy poco habitual, pues se requieren unas grandes habilidades técnicas para ponerlas en marcha y el riesgo de muerte es muy elevado. Los delincuentes que lo practican suelen ser personas bien preparadas físicamente y sin adicciones que las mermen. En Sevilla ha habido muy pocos casos de ladrones que dominaran esta técnica, que suele ser mas frecuente en verano, cuando los vecinos duermen con ventanas y balcones abiertos.

Uno de los hombres araña más activos de Sevilla fue detenido en agosto de 2020, después de que robara en al menos una veintena de viviendas del Arenal, Nervión y Triana. Ese mismo verano tambié fue arrestado un joven ecuatoriano que asaltó cuatro domicilios mediante el mismo método.

El año pasado hubo dos accidentes en altura relacionados con supuestos robos. Uno de ellos ocurrió en el hotel Macarena, donde un delincuente accedió a una de las habitaciones y trató de huir descolgándose con una sábana desde un balcón de un segundo piso. Se cayó y se fracturó una pierna. El otro resultó herido muy grave cuando trataba de subir a una torre de alta tensión, sufrió una descarga eléctrica y cayó desde lo alto de la estructura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios