Sevilla

Uno de los okupas de Nervión dice que compró la casa

  • Juan Carlos González asegura que pagó 2.000 euros por la llave y niega que en la vivienda se vendan drogas ni se generen problemas de convivencia

Una de las casas ocupadas en Valeriano Bécquer. Una de las casas ocupadas en Valeriano Bécquer.

Una de las casas ocupadas en Valeriano Bécquer. / Belén Vargas

Comentarios 2

Uno de los okupas de Nervión asegura que compró su casa por 2.000 euros a una persona cuya identidad desconoce, y que le entregó las llaves de la vivienda. Así lo ha manifestado este hombre, Juan Carlos González, apodado el Cuqui, que se ha puesto en contacto con este periódico para desmentir que en la casa se venda drogas, haya ratas ni se generen los problemas de convivencia que denuncian los vecinos.

González ha explicado que no tenía dónde quedarse y una persona le ofreció las llaves de una casa de la calle Valeriano Bécquer a cambio de 2.000 euros. Por ello se instaló sin romper la cerradura ni ninguna puerta ni ventana. Unos días después, apareció una persona que se identificó como el dueño, que se sorprendió de ver a los okupas con una llave de su casa.

El okupa admite que no recibió ningún documento por la compra de la casa ni tampoco pidió explicaciones a nadie por el hecho de que pudiera comprar una casa en Nervión por 2.000 euros. Asegura que tiene pensado denunciar a los vecinos por publicar una serie de falsedades sobre él.

"No es cierto nada de lo que dicen. Ni aquí se vende droga, ni hay peleas, ni armas blancas, ni ratas... Los niños están escolarizados y lo puedo demostrar". El okupa se queja de que "cada diez minutos" acude la Policía a la vivienda y nunca han encontrado nada robado ni sospechoso. "Es más, intenté acudir a una reunión de vecinos para explicar la situación, pero me dijeron que mejor no lo hiciera porque la cosa se podía calentar".

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios