Sevilla

Una treintena de detenidos en otro golpe al tráfico de hachís por el río

  • Unos 300 agentes participan en una macrorredada en la que se están realizando registros en Coria, Puebla del Río, Sanlúcar de Barrameda y Chipiona

La narcolancha descubierta en una nave de Utrera. La narcolancha descubierta en una nave de Utrera.

La narcolancha descubierta en una nave de Utrera. / Antonio Pizarro

La Guardia Civil asestó este martes un nuevo golpe al tráfico internacional de hachís por el río Guadalquivir, con una macrorredada desarrollada en las provincias de Sevilla y Cádiz. La operación se saldó con una treintena de detenidos, además de con la incautación de varias toneladas de droga. También se intervinieron seis embarcaciones utilizadas para el transporte del hachís y otros tantos vehículos, así como abundante documentación, dinero en efectivo, armas de fuego cortas y largas y material electrónico.

La operación comenzó a las cinco y media de la mañana con varios registros simultáneos en ambas provincias. En Sevilla el foco se centró en las localidades de Coria y Puebla del Río, mientras que en Cádiz la operación se desarrolló en Sanlúcar de Barrameda, Chipiona y Jerez de la Frontera. En total se practicaron 18 registros. El último se hizo en un polígono industrial de Utrera, donde la organización disponía de una nave utilizada como almacén. Aquí se encontró una narcolancha y un camión que se encargaba de transportarla hasta el río.

La goma se encontraba en una nave próxima al centro comercial Eroski, a la entrada de Utrera por la A-376. Es un lugar que está a casi cuarenta kilómetros por carretera del río Guadalquivir. Esto confirma la tendencia observada desde tiempo atrás: las mafias buscan lugares cada vez más apartados de los puntos calientes del río, que están ya muy vigilados. Tratan así de dificultar las investigaciones de la Guardia Civil, que en los últimos años han llegado a encontrar narcolanchas ocultas en polígonos industriales de pueblos muy alejados del río, como Pilas o Salteras.

Registro en un polígono industrial de Utrera. Registro en un polígono industrial de Utrera.

Registro en un polígono industrial de Utrera. / Antonio Pizarro

Fuentes de la Guardia Civil explicaron a este periódico que la organización desmantelada ayer era bastante potente y estaba introduciendo grandes cantidades de hachís por el río Guadalquivir, que se ha convertido en las dos últimas décadas en la principal ruta de entrada del hachís alternativa a las costas del Estrecho de Gibraltar. No se trataba de una organización compuesta por históricos del narcotráfico, pero sí por gente que está aprovechando el vacío de poder que se está produciendo ahora con la caída de los clanes más fuertes, que están la mayoría desmantelados y con muchos de sus miembros en prisión.

En los últimos tres años, la presión de la Guardia Civil contra estas mafias está siendo muy fuerte, y está dando sus frutos. En la operación de este martes participaron unos 300 agentes de distintas unidades, como el Organismo de Coordinación del Narcotráfico (OCON Sur), Grupo de Acción Rápida (GAR), Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) y Centro Regional de Análisis e Inteligencia contra el Narcotráfico (Crain).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios